Los líderes de la Unión Europea reafirman en Roma la voluntad de seguir avanzando

Rajoy: "Europa es hoy el mejor sitio donde puede nacer el ser humano"

Los 27 conmemoran el 60 aniversario de los Tratados de Roma

Merkel: la UE trabajará "a veces a distintas velocidades, pero unidos"

internacional

| 25.03.2017 - 10:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Los líderes de 27 estados miembros de la UE, todos salvo el Reino Unido, firmaron hoy, con motivo del 60 aniversario de la UE, la declaración de Roma, que subraya la unidad e indivisibilidad de los Estados miembros y la voluntad de seguir avanzando en el proyecto europeo.

Además de los mandatarios de la Unión, firmaron el documento los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y de la Eurocámara, Antonio Tajani

RAJOY: "EUROPA ES HOY EL MEJOR SITIO DONDE PUEDE NACER EL SER HUMANO"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró este sábado que Europa es "el mejor sitio donde puede nacer el ser humano" y "donde mejor se preserva la dignidad humana".

Rajoy ofreció una rueda de prensa en la Embajada de España en Roma tras la firma por los líderes europeos de una declaración con motivo del 60 aniversario de la firma del Tratado que dio origen a la UE.

El presidente afirmó que "no son tiempos fáciles, pero eran más díficiles los que vivieron los padres fundadores" de la UE. Y hoy la UE puede presumir, dijo, de tener el 22% de la riqueza mundial y el 58% del gasto social.

Aseguró que su gobierno se siente "contento" del resultado de la cumbre de Roma y de las aportaciones que ha hecho España desde la "profunda fe europeísta" de su sociedad, el "gran consenso de las fuerzas políticas" y la "experiencia" de un país que ha conseguido dar un "salto en prosperidad" que parecía casi "inimaginable" gracias al proyecto europeo.

"Tenemos que ser más eficaces para resolver los problemas de la gente", reconoció el jefe del Ejecutivo, "pero ha habido avances, como los hubo en Bratislava, en inmigración, lucha contra las mafias y el terrorismo o generación de empleo y crecimiento económico".

Rajoy admitió que las mayores dificultades para el entendimiento en el seno de la UE se dan en la integración económica y monetaria.

"Nuestra aspiración es que haya en su día un presupuesto europeo que permita atender a países con mayor dificultad y que también haya eurobonos, un tesoro europeo, porque nos daría más seguridad a todos. Esto requiere un nivel de competitividad similar en toda la UE y que haya unos indicadores de competitividad", agregó Rajoy.

UNIDAD Y FORTALEZA

La Unión Europea celebra este sábado sus 60 años con una ceremonia en Roma con la que quiere escenificar la "unidad" y fortaleza de un proyecto de futuro, pese a que lo hará ya a Veintisiete --Reino Unido no participa en los festejos-- y con el debate centrado en el modo de avanzar en grupo reducido y a distintas velocidades para evitar que unos países frenen a otros en la integración europea.

Los mandatarios fueron recibidos en el Campidoglio, sede del ayuntamiento de la ciudad, por el anfitrión y primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni; el presidente de Malta, Joseph Muscat, que ejerce la presidencia de turno de la UE, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

"Debemos permanecer unidos", dijo a la prensa a su llegada a la reunión el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien opinó que "habrá un centenario de la UE" y calificó de "muy triste" la ausencia de Reino Unido en las celebraciones.

"Ha llegado la hora de reafirmar nuestro compromiso con un futuro unido. La UE a Veintisiete debe mostrar esperanza y determinación", añadió.

El primer discurso de la ceremonia lo pronunció Gentiloni, quien recordó que el 25 de marzo de 1957 los seis países fundadores "comenzaron a construir una unión de paz" sobre "aquella Europa dividida" y recordó que pese a que "hablaban lenguas diversas, tenían diferentes opiniones (...) les unía una idea compartida, no estar divididos sino cooperar juntos por el bien común".

"Éramos seis, somos Veintisiete", subrayó.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, quien dijo sentirse hoy "orgulloso" de ser europeo, señaló ante los líderes que "no estamos cansados de Europa pero queremos una Europa mejor" ya que, en su opinión, durante su integración "se han cometido muchos errores que han provocado el desapego de la gente con la UE".

Arremetió contra "la trampa de los nacionalismos" y defendió la unión entre Estados en el continente, y un nuevo "Renacimiento Europeo" con "oportunidades para todos".

Por su parte, Tusk valoró en su discurso que la UE renueve hoy su "alianza única" y subrayó que "Europa como entidad política estará unida, o no existirá. Solo una Europa unida puede ser una Europa soberana", añadió.

"La UE no son eslóganes, procedimientos y regulaciones. La UE garantiza la libertad, la dignidad y la democracia", añadió el presidente del Consejo.

MERKEL: "LA UE TRABAJARÁ A VECES A DISTINTAS VELOCIDADES, PERO UNIDOS"

La canciller federal alemana, Angela Merkel, declaró hoy tras la firma de la "Declaración de Roma" que los socios de la Unión Europea se han comprometido "a trabajar juntos, a veces a distintas velocidades, pero unidos".

Merkel añadió a la prensa a la salida de la ceremonia, celebrada en el Campidoglio (sede del Ayuntamiento romano) que los líderes de los 27 países que firmaron la declaración se han comprometido además a "luchar decididamente contra el desempleo juvenil".

"Sabemos que Europa ha pasado por momentos difíciles, pero debemos superar estas dificultades y seguir adelante con el proyecto común", agregó Merkel.

La jefa del Gobierno alemán aludió a que los socios de la UE hablaron también de avanzar en la consecución de acuerdos con terceros países para atajar la inmigración ilegal, aunque no hizo más precisiones.

Merkel dijo que lo firmado hoy en Roma será "suficiente" para mantener a Europa unida, y agregó: "la Europa de las distintas velocidades no significa de ningún modo que no haya una Europa unida".