La UE avisa al Reino Unido que no habrá negociaciones sin solicitud del brexit

Cameron quiere que el proceso de divorcio sea "lo más constructivo posible"

Cumbre de la Unión Europea

internacional

| 28.06.2016 - 18:11 h
REDACCIÓN

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) comenzaron hoy una cumbre en la que esperan escuchar del primer ministro británico, David Cameron, claridad en sus planes tras el referendo en el que una mayoría de británicos votó por que su país abandone el club comunitario.

Los líderes de la UE se han mostrado mayoritariamente partidarios de que el Reino Unido active cuanto antes el artículo 50 del Tratado de Lisboa para iniciar el proceso de divorcio, aunque no esperan que Cameron dé ese paso hoy.

La canciller alemana, Angela Merkel, recalcó a su llegada la cumbre europea que no habrá negociaciones "ni formales ni informales" sin solicitud británica, al tiempo que sostuvo que la UE debe mirar al Reino Unido "como amigo y socio", a pesar de la decisión de salir de la UE, que, dijo, "lamentamos mucho".

Asimismo, la canciller alemana, Angela Merkel, advirtió hoy a Reino Unido de que, para mantener el "privilegio" de acceder al mercado único, debe permitir la libre circulación de ciudadanos comunitarios, echando por tierra una tesis clave de los defensores del "brexit".

En una declaración de gobierno ante el Bundestag (cámara baja) previa al Consejo Europeo que arranca esta tarde en Bruselas, Merkel destacó que para Reino Unido habrá una "diferencia palpable" entre ser y no ser miembro de la UE y que en la negociación con Londres Alemania defenderá sus "intereses".

"Acceso libre al mercado común lo logra aquel que acepta las cuatro libertades fundamentales europeas: la de las personas, los bienes, los servicios y el capital", aseguró la canciller.

La jefa del Gobierno alemán subrayó que en el futuro Reino Unido no podrá mantener los "privilegios" de que disfruta como miembro de la UE si no asume, a su vez, las obligaciones derivadas.

"Debe haber y habrá una diferencia palpable entre ser y no ser parte de la familia europea. Quien se quiere ir de esta familia no puede esperar que las obligaciones desaparezcan y que se mantengan los privilegios", afirmó.

El presidente de Francia, François Hollande, afirmó que, si se mira la situación en la que se encuentra el Reino Unido tras el referéndum sobre el "brexit", "es una suerte estar en Europa", a modo de advertencia a políticos que pretenden celebrar consultas similares en otros países.

Hollande reconoció que hoy es un "día histórico" y "doloroso", pero volvió a reclamar la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa referente al abandono de la UE "lo más rápido posible".

"Los británicos han votado. Punto. Se pasa página", afirmó el primer ministro italiano, Matteo Renzi, en la reunión previa de los socialistas europeos.

"Si de nuestra parte aceptamos finalmente el reto de una Europa más capaz, de valores intensos, sociales, una Europa con alma y que no solo mire la cartera, creo que paradójicamente el shock del 'brexit' podría tener un efecto positivo", agregó.

"Me temo que estamos en una difícil encrucijada. La UE ha llegado a una crisis predecible, por el déficit democrático y la ausencia de cohesión y de solidaridad. Espero que el resultado del referendo británico sirva como llamada de atención a Europa", señaló a su vez el primer ministro griego, Alexis Tsipras.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, anunció que propondrá mañana a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE celebrar una cumbre informal sin el Reino Unido en septiembre, probablemente en Bratislava, para hablar del futuro del proyecto europeo tras la salida de ese país.

Tusk insistió en que sin notificación por parte del Reino Unido sobre su salida de la UE "no empezarán las negociaciones sobre el proceso de divorcio, ni sobre las futuras relaciones" entre las partes.

Mientras, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, afirmó hoy que ha prohibido a los comisarios y directores generales de la institución establecer conversaciones informales o secretas sobre el "brexit" con representantes británicos hasta que no haya una notificación oficial por parte de Londres.

"Sin notificación, no hay negociación", dijo Juncker en un pleno extraordinario del Parlamento Europeo, en el que los eurodiputados instaron al Reino Unido a activar cuanto antes el artículo 50 y pidieron trazar "una hoja de ruta" para reformar la UE que se complete "con una revisión de los tratados".

CAMERON PIDE UNA SEPARACIÓN CONTRUCTIVA

Cameron por su parte recalcó que "aunque dejemos la Unión Europea, no debemos dar la espalda a Europa".

"Estos países son nuestros amigos, nuestros vecinos, nuestros amigos, nuestros aliados y nuestros socios y espero que busquemos la relación más cercana posible", señaló el "premier" conservador.

Confió en que el proceso de separación sea "lo más constructivo posible" y que este sea el espíritu en el que se mantengan las discusiones de hoy.

Además de abordar el "brexit", los líderes comunitarios también prevén tratar hoy la crisis migratoria, la expansión del mercado único, la política de defensa y la cooperación con la OTAN, para lo que han invitado al secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg.