La UE acuerda negociar un nuevo acuerdo pesquero con Marruecos

internacional

| 03.02.2012 - 12:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Unión Europea (UE) acordó hoy negociar un nuevo acuerdo pesquero con Marruecos segun informaron fuentes comunitarias. Los embajadores de los 27 países aprobaron por mayoría cualificada un mandato para permitir a la Comisión Europea (CE) que lleve a cabo la negociación, que se ratificará formalmente en un Consejo de Ministros de la UE, previsiblemente a mediados de febrero.

En contra votaron el Reino Unido y Suecia, mientras que Holanda y Finlandia se abstuvieron y el resto se mostró a favor.

El mandato del Consejo permitirá a la Comisión Europea comenzar a negociar con las autoridades magrebíes para impulsar la renovación del convenio, lo que podría ocurrir a finales de febrero.

En la reunión de este viernes, el Ejecutivo comunitario apoyó la propuesta de compromiso de la presidencia danesa de turno de la UE al considerar que "tiene en cuenta todos los elementos necesarios en este tipo de mandatos y las inquietudes del Parlamento Europeo".

Además de ser "equilibrado", el texto respaldado por los países supone "un fiel reflejo" de la resolución de la Eurocámara sobre el acuerdo pesquero e introduce nuevas garantías y controles, según las fuentes.

Reino Unido se opuso a la propuesta porque quería que incluyera una referencia expresa al respeto de los derechos humanos en el Sahara Occidental, una posición que apoyaron Holanda y Finlandia, que sin embargo decidieron no votar en contra, sino abstenerse.

Por su parte, Suecia rechazó el texto de mandato al entender que no salvaguarda suficientemente el cumplimiento del derecho internacional.

El acuerdo pesquero con Marruecos, en vigor entre 2007 hasta finales de febrero de 2011 y con una prórroga de un año que finalmente no salió adelante, ofrecía 119 licencias a la flota europea (100 de ellas para España, aunque no se usaban todas, que beneficiaban sobre todo a buques de Canarias y Andalucía), a cambio de unas compensaciones de 36,1 millones de euros anuales.