La UE abre la puerta a ligar los fondos europeos a las políticas migratorias | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

La UE abre la puerta a ligar los fondos europeos a las políticas migratorias

Rajoy ve clave asegurar los fondos agrícolas y dice estar abierto a que España aporte "más" al presupuesto UE

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk

internacional

| 23.02.2018 - 21:33 h

Redacción Agencias

Los líderes de la Unión Europea, salvo el Reino Unido, abrieron hoy la puerta a ligar los fondos del presupuesto europeo al apoyo a la gestión migratoria o el respeto al Estado de Derecho, y se mostraron en su mayoría dispuestos a contribuir más a las arcas comunitarias tras el "brexit". "Me ha sorprendido positivamente que la condicionalidad no se ha puesto en cuestión", dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en la rueda de prensa posterior a la cumbre informal que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, salvo del Reino Unido, celebraron hoy en Bruselas.

Tusk recalcó que estas condiciones, de introducirse, deberán basarse en "criterios objetivos" y señaló que incluso Polonia está a favor de la propuesta.

Los líderes debatieron el presupuesto plurianual para el periodo posterior a 2020, que empezará a negociarse oficialmente en mayo y deberá afrontar dos retos: solventar el agujero de unos 10.000 millones de euros que dejará la salida del Reino Unido y financiar nuevas prioridades.

Sobre la mesa está la posibilidad de condicionar los fondos al respeto de normas y valores europeos, una propuesta planteada por la Comisión Europea en un contexto en el que ciertos países del Este se niegan a cumplir con las cuotas de reparto de refugiados y otros, en concreto Polonia, tiene abiertos procedimientos por no respetar el Estado de Derecho.

La posición es apoyada por la canciller alemana, Angela Merkel, quien señaló que aquellos países que reciben un mayor flujo de refugiados pueden tener "una mayor carga financiera" por las "tareas adicionales" que asumen y que "esto puede tener un impacto sobre el presupuesto".

"Hay que terminar con la hipocresía de que la solidaridad es incondicional", dijo por su parte el presidente francés, Emmanuel Macron, quien defendió introducir reglas objetivas que vinculen la recepción de fondos de cohesión al respeto de "valores europeos" y que la Comisión se encargue de vigilar su cumplimiento.

LA MAYORÍA DISPUESTOS A INCRMENTAR SU CONTRIBUCIÓN A LAS ARCAS COMUNITARIAS

Asimismo, la mayoría de países -unos "14 o 15" según el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker- se mostraron dispuestos a aumentar su contribución a las arcas comunitarias, aunque no precisaron un incremento concreto con respecto al 1 % de la renta nacional bruta conjunta que supone hoy.

"España está abierta a aportar más recursos al presupuesto", dijo el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien indicó que para España es fundamental que se mantenga la financiación de las políticas de cohesión y agrícola.

Los países quieren mantener estas partidas, pero al mismo tiempo están de acuerdo en dar prioridad a financiar la lucha contra la inmigración ilegal, la mejora de la seguridad y defensa, y a reforzar el programa Erasmus.

En este sentido, Juncker advirtió de que si se mantiene el gasto en cohesión y agricultura, que supone el 70 % del total, las otras partidas tendrían que reducirse en un 45 % a menos que se adopte un "nuevo enfoque".

El presidente de la CE instó a los líderes a cerrar un acuerdo sobre el presupuesto con la Eurocámara antes de junio de 2019 para evitar el perjuicio económico de un retraso, pero Tusk señaló que los países no están seguros de poder cerrar un acuerdo entre ellos -que necesita unanimidad- en este año pese a su voluntad de "acelerar" los trámites.

MENOS ESCAÑOS EN EL EUROPARLAMENTO

Por otra parte los líderes de los Veintisiete rechazaron aplicar en las elecciones de 2019 el sistema de candidato principal - denominado "Spitzenkandidaten"- por el que los partidos políticos europeos designan a su cabeza de lista y candidato a presidir la CE antes de los comicios.

"El Consejo Europeo no puede garantizar que propondrá a uno de los candidatos principales como presidente de la CE. No hay automatismo", dijo Tusk.

El polaco subrayó que los tratados comunitarios estipulan que los países tienen "competencia autónoma" para nominar a un candidato, "teniendo en cuenta los resultados de las elecciones".

La Eurocámara votó en febrero a favor de mantener este sistema y su presidente, Antonio Tajani, defendió hoy que esto permitiría "implicar más a los ciudadanos" y "avanzar en democracia".

Los países sí están a favor de reducir el número de escaños del Parlamento Europeo de los 751 actuales a 705 por el "brexit".

La iniciativa prevé que de los 73 escaños que quedarán libres con la salida del Reino Unido, 46 se reservarán para futuras ampliaciones y los 27 restantes se repartirán entre 14 países, entre ellos España, que recibirá cinco nuevos asientos.

Los países acordaron estudiar la posibilidad de introducir listas electorales transnacionales para los comicios de 2024 y se opusieron a fusionar la presidencia del Ejecutivo comunitario con la del Consejo.

RAJOY VE CLAVE ASEGURAR LOS FONDOS AGRÍCOLAS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este viernes que el Gobierno mantendrá una actitud "constructiva" en las negociaciones para el próximo presupuesto plurianual de la UE, en las que intentará "asegurar las dotaciones" dedicadas a los fondos agrícolas y de cohesión, al tiempo que ha señalado que España debe estar "abierta" a incrementar su contribución. "Es clave, y así lo he defendido ante mis colegas europeos, asegurar dotaciones suficientes suficientes para la Política Agraria Común (PAC) y para la política de cohesión. Se trata de políticas que son muy importantes para la UE y muy importantes para España", ha apuntado en una rueda de prensa posterior a la reunión de jefes de Estado y de Gobierno del bloque comunitario.

El jefe del Ejecutivo español ha subrayado que en su opinión "España debe estar abierta a poner más recursos". "Entre otras cosas porque si queremos seguir profundizando en la integración europea creo que es positivo que lo hagamos", ha expresado.

Rajoy ha subrayado que tanto la PAC como los fondos de cohesión "juegan un papel fundamental" para promover la convergencia y apoyar el desarrollo de las regiones europeas, así como que se trata de políticas "apreciadas y valoradas" por los ciudadanos europeos.

El presidente ha manifestado que hay "un grupo muy importante de países" que, junto a España, piensan que deben mantenerse los fondos de la PAC, como Francia, Italia y países del este, que podrían ser "buenos aliados". Sin embargo, ha reconocido que a otros Estados "no les interesa el tema de la agricultura" y "prefieren otras cosas", pero ha añadido que "a última hora todo el mundo acaba cediendo en sus planteamientos de máximos", por lo que ha dicho que es "optimista".

La Comisión Europea ha instado a los Estados miembros y al Parlamento Europeo a alcanzar un acuerdo antes de las elecciones europeas que se celebrarán en mayo del próximo año, un calendario que Rajoy ha calificado como "ambicioso", al tiempo que ha señalado que el Gobierno "trabajará para avanzar lo máximo posible porque es un tema importante para España". "Nos enfrentamos a unas negociaciones particularmente complejas", ha advertido, para después recordad que ha dos "circunstancias" que las hacen diferentes a otras anteriores, que son la salida de Reino Unido del bloque comunitario y la necesidad de concretar una "respuesta europea" en "nuevos ámbitos" como la seguridad, la defensa, la lucha contra el cambio climático, el control de fronteras o la integración de inmigrantes.

En este contexto, el presidente del Gobierno ha afirmado que España comparte "la visión" de una Europa "más fuerte y más segura" que abarque "nuevas áreas de actuación", pero después ha remarcado que esto "no debe afectar al papel fundamental que tiene el presupuesto europeo", que es "promover un buen funcionamiento del mercado interior y fomentar el crecimiento y el empleo".

"España mantendrá, como siempre hemos hecho, una actitud constructiva", ha garantizado Rajoy, para después resaltar que para lograr un acuerdo es "imprescindible" un "reparto justo del esfuerzo". "Significa que el resultado final refleje adecuadamente las diferencias en la posición económica relativa de los países", ha explicado.