La toma de rehenes en el canal Discovery acaba con la muerte del asaltante

internacional

| 02.09.2010 - 14:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una toma de tres rehenes en un edificio del canal Discovery en Maryland (EEUU) terminó hoy tras unas cinco tensas horas de negociaciones con la muerte del atacante por disparos de la policía. El fallecido había entrado en el edificio con un arma y posiblemente explosivos, que ya había sido arrestado en 2008 por protestas contra el canal que emite programas medioambientales.

Los agentes lo abatieron a tiros cuando estaban "muy cerca" de éste y "vieron y escucharon" cómo apuntaba con su revólver a uno de los tres rehenes, según dijo el capitán de policía del condado de Montgomery, Tom Manager, en una rueda de prensa. Ninguno de esos tres hombres resultó herido y escaparon sanos y a salvo del edificio, donde equipos policiales siguieron trabajando porque el sospechoso dejó dos mochilas y dos cajas sospechosas de contener explosivos.

DE ORIGEN ASIÁTICO

El fallecido, de origen asiático e identificado como James Lee, entró al edificio, gritó "todos quietos" y amenazó a las personas que se encontraban en la entrada con su pistola y los supuestos explosivos. La mayoría corrió y consiguió escapar, pero tres hombres, entre ellos un guardia de seguridad, quedaron retenidos en la entrada ante sus amenazas.

La mayoría de las personas que se encontraban en el interior salió según las órdenes de evacuación emitidas por la policía, incluidos todos los niños que estaban en una guardería en el mismo edificio.

La operación de rescate, en la que participaron equipos especiales, de explosivos, agentes locales, de bomberos y de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), incluyó negociaciones durante horas con el fallecido. Al mismo tiempo que éstas ocurrían, la policía lo vigilaba por las cámaras de seguridad y agentes permanecían alerta con sus armas rodeando el edificio.

El sospechoso manifestó a los negociadores "el mismo tipo de demandas" sobre salvar el planeta y frenar la reproducción humana que aparecían en su web titulada "Save The Planet Protest (La protesta para salvar el planeta)", según Manager.

En la web, Lee describía la "revelación" que experimentó al ver el documental del ex vicepresidente de EEUU, Al Gore, "An Inconvenient Truth" y la novela "Ishmael" del activista medioambiental Daniel Quinn.

HISTORIAL DELICTIVO

Tanto Manager como un portavoz de Discovery, David Leavy, confirmaron que tenía un "historial de conflictos" con el canal de comunicaciones, pero el representante del grupo comunicativo indicó que "nunca" tomaron sus protestas en serio.

En 2008, la policía presentó cargos contra el fallecido por desorden público y tirar basura durante una serie de protestas que duraron seis días. Lee defendía unas teorías sobre la amenaza que la raza humana supone para la conservación la Tierra, que también había manifestado con once quejas contra el canal por cuestiones de programación.

Entre sus denuncias, urgió al canal a programar mejor sus contenidos y a "hacerlos más interesantes para que la gente lo vea y aplique soluciones".Además, pidió "parar de animar el nacimiento de más niños parásitos" y, en su lugar, promover "la esterilización humana y la infertilidad".

Sus denuncias se resumían en consignas que decían "más humanos significa más guerra", que "el planeta no necesita seres humanos" o que hay que frenar a la raza humana de "alimentar ningún asqueroso bebé más".

El edificio donde ocurrieron todos los hechos se encuentra en la localidad de Silver Spring, que es limítrofe con la ciudad de Washington.