La temporada de lluvias causa 186 muertos en China

El Centro Meteorológico Nacional lanza una alerta naranja por el riesgo de nuevas precipitaciones intensas

Inundaciones en China

internacional

| 04.07.2016 - 09:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La temporada de lluvias en China ha causado hasta el momento 186 muertos, mientras que 33 millones de personas se han visto afectados por las inundaciones, informó el centro chino de control de inundaciones citado hoy por la cadena de televisión oficial CCTV.

El Centro Meteorológico Nacional lanzó hoy una alerta naranja (la segunda de mayor gravedad) por el riesgo de nuevas precipitaciones intensas en las regiones del este y el sur del país y pronosticó que esta semana llegará a la costa oriental el primer tifón de la temporada.

El centro de control de inundaciones también señaló que 45 personas han desaparecido desde que se inició la temporada de lluvias, 56.000 casas se han derrumbado y que 1,5 millones de personas han sido evacuadas.

Este organismo estimó las pérdidas económicas derivadas directamente de las lluvias en 50.600 millones de yuanes (7.700 millones de dólares, 6.800 millones de euros).

El recuento de víctimas del centro de control de inundaciones, en todo caso, excluye a las del tornado y las tormentas que golpearon el pasado 23 de junio la provincia china de Jiangsu y que causaron un centenar de muertes.

Además, el Centro Meteorológico advirtió de que hasta este miércoles se esperan nuevas lluvias intensas que pueden llegar a alcanzar los 200 milímetros en algunas zonas, mientras el país se prepara para recibir este viernes el primer tifón del año.

La autoridad meteorológica china avisó de que, como consecuencia de las continuas precipitaciones, se prevé que el caudal de los principales ríos del país siga subiendo entre los próximos tres y cinco días.