La segunda etapa de las elecciones egipcias se cierra con ausencia de violencia

Hasta el momento la Comisión no ha recibido ninguna denuncia de irregularidades

(Archivo)

internacional

| 22.12.2011 - 16:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La segunda etapa de los comicios legislativos en Egipto se cierra hoy en nueve provincias del país, marcada por la ausencia de disturbios en el centro de El Cairo después de los últimos choques entre manifestantes y fuerzas del orden.

Una fuente de la Comisión Electoral, que pidió el anonimato, informó a Efe de que la participación en la segunda vuelta de esta etapa ha sido "en general media" y destacó que "hasta el momento la Comisión no recibió ninguna denuncia de irregularidades".

La fase intermedia de las elecciones a la Cámara Baja del Parlamento ha tenido dos vueltas, la primera de las cuales se celebró los pasados 14 y 15 de diciembre, y la segunda, entre ayer y hoy.

Unos 18 millones de egipcios estaban llamados a las urnas en esta etapa que tuvo lugar en 30 circunscripciones de las provincias de Guiza (que abarca parte de El Cairo), Beni Suef, Manufiya, Sharqiya, Ismailiya, Suez, Buhaira, Sohag y Asuán.

Un total de 118 candidatos de listas abiertas, que no obtuvieron la mayoría suficiente (más del 50 % de los votos) en la primera vuelta, concurrieron en esta nueva jornada electoral de unos comicios que se prolongarán hasta enero.

Entre estos aspirantes, 49 pertenecen al Partido Libertad y Justicia (PLJ), brazo político de los Hermanos Musulmanes que por el momento va ganando en la votación.

En un comunicado, esta formación confirmó que la participación en esta vuelta ha sido "débil y media en la mayoría de los colegios electorales".

El portavoz del PLJ Ahmed Subaya aseguró a Efe que durante esta etapa, supervisada por 11.000 jueces, "no se han registrado irregularidades ni por parte de los partidos ni de los magistrados", a diferencia de la primera ronda, iniciada el pasado 28 de noviembre.

Sobre los resultados, Subaya se mostró cauto y aunque reconoció que "el PLJ domina la escena electoral", dijo que hay que esperar a que se publique el recuento de votos para saber qué sitio ocuparán finalmente en el mapa político.

Por su parte, el Bloque Egipcio, que incluye varias formaciones políticas liberales, no espera en esta etapa obtener más del 13,3 % que consiguió en la primera ronda.

La portavoz del Partido Socialdemócrata Egipcio, integrado en ese bloque, Hala Mustafa, aseguró a Efe que este cálculo se debe "a que en los últimos días los partidos islamistas han aumentado la captación del número de adeptos" y al hecho de que su coalición no presentó candidatos de manera masiva en esta etapa.

El Bloque Egipcio se considera la única fuerza política liberal capaz de hacer frente a los islamistas de PLJ y del partido salafista Al Nur.

Mientras, la ausencia de incidentes y la tranquilidad en el centro de El Cairo, donde no se han registrados choques desde el martes, está marcando las últimas jornadas electorales.

Aun así, todavía permanecen centenares de manifestantes en la plaza Tahrir que se preparan para organizar mañana una protesta multitudinaria para protestar contra la Junta Militar y condenar la represión contra los que participaron en las ultimas concentraciones en el centro de El Cairo.

Al menos 17 personas murieron y casi mil resultaron heridas en los choques ocurridos entre el viernes y el martes pasado entre manifestantes y fuerzas del orden en las inmediaciones de la sede del Consejo de Ministros y del Parlamento, próximas a Tahrir.

Anoche, el jefe de la Junta Militar, mariscal Husein Tantaui, emitió un decreto que estipula que la primera reunión de la Cámara Baja del Parlamento que salga de los comicios se celebrará el próximo 23 de enero.

Según los resultados oficiosos de las listas cerradas en la segunda etapa, el PLJ obtuvo el 37,2 % de los votos, lo que les garantiza 33 de los 86 escaños por los que competían.

A continuación le siguen los salafistas de Al Nur, con un 31 % de los sufragios, lo que confirma el liderazgo de los islamistas de la primera vuelta y pone más difícil la remontada de las fuerzas liberales.