El presidente y primer ministro del nuevo Gobierno de Túnez abandonan sus partidos

La Policía reprime decenas de protestas contra el nuevo Gobierno en Túnez

Uno de los tres partidos opositores anuncia también su retirada del Gobierno

internacional

| 18.01.2011 - 12:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente interino de Túnez, Fued Mebaza, y el primer ministro, Mohamed Ghanuchi, abandonaron hoy su militancia en la Agrupación Constitucional Democrática (RCD), el partido en el poder del régimen del depuesto presidente tunecino, Zine el Abidín Ben Alí, informó la agencia oficial tunecina TAP.

A esta dimisiones se une el abandono del nuevo Gobiernod e unidad nacional del Foro Democrático por el Trabajo y la Libertad (FDTL), uno de los tres partidos de la oposición legal que integraban parte de él, al igual que antes hicieran los dos ministros del principal sindicato del país UGTT.

Según indicaron a Efe fuentes del FDTL, el partido ha decidido "suspender su participación" en el Gobierno mientras no se satisfagan sus demandas relativas a la composición del Ejecutivo.

El secretario general de esta formación, Mustafá Ben Yafar, fue nombrado ministro de Sanidad en el nuevo Gabinete anunciado el lunes por el primer ministro, Mohamed Ghanuchi.

Ben Yafar ha rechazado prestar juramento, aunque continúa las consultas con Ghanuchi, en coordinación con la Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT), para intentar la salida de determinados miembros de la Agrupación Constitucional Democrática (RCD), el partido que ocupaba todos los resortes del poder en el régimen anterior del derrocado presidente Zine el Abidín Ben Alí.

Las mismas fuentes indicaron que el FDTL exige sobre todo que salga del Ejecutivo uno de los ministros del RCD estrechamente vinculado con Ben Alí, cuyo nombre no se ha facilitado.

Los otros dos partidos de oposición legal incluidos en el Gobierno -el Partido Democrático Progresista (PDP) y el movimiento Etajdid- se mantienen por el momento en el mismo aunque el segundo ha amenazado con retirarse.

Los dos ministros de la UGTT, sindicato que desempeñó un papel muy importante en la revuelta social que forzó la caída de Ben Alí, anunciaron hoy igualmente su dimisión en protesta por la conformación del Gobierno.

La dirección del sindicato decidió además no reconocer al Ejecutivo, declaró a Efe Lutfi Jalamumi, consejero principal del secretario general de la UGTT.

Los dos representantes sindicales en el Gabinete de transición anunciado el lunes eran Abdelyelid Budui, como ministro consejero del primer ministro, y Husín Dimasi, como ministro de Formación Profesional y Empleo.

El nuevo Gobierno de transición tunecino mantiene en todos los puestos clave como Interior, Exteriores, Defensa o Finanzas a seis ministros del RCD, además de a otros seis miembros de esa formación en departamentos de menor peso.

El Ejecutivo, que debe pilotar la transición del país hasta la convocatoria de elecciones, incluye además a representantes de movimientos sociales y culturales críticos con el antiguo régimen.

SIGUE LA REPRESIÓN POLICIAL

La Policía reprimió este martes decenas de protestas en diferentes puntos de la capital tunecina contra la composición del nuevo Gobierno de transición del país, que integra a seis ministros del partido del presidente huido.

En la popular avenida Habib Burguiba, en el centro de Túnez, cerca de un centenar de personas intentaron formar una manifestación que fue disuelta a los pocos minutos por las fuerzas policiales con el lanzamiento de gases lacrimógenos.

Los manifestantes se dispersaron por las calles adyacentes perseguidos por decenas de agentes policiales, que cargaron también con porras, aunque no se escucharon disparos. Al mismo tiempo, en otros puntos de la capital, una veintena de protestas y concentraciones espontáneas contra el nuevo Gobierno fueron disueltas igualmente por las fuerzas antidisturbios, según habitantes de diversos barrios.

Un grupo de cientos de manifestantes se concentró ante las puertas de la catedral de Túnez, al final de la avenida Burguiba y la Policía cargó igualmente sobre ellos. En estos momentos, el caos vuelve a reinar en el centro de la ciudad, donde nubes de gases lacrimógenos se observan en varias zonas, sobrevoladas por helicópteros policiales.

Numerosas páginas de internet y redes sociales llamaron hoy a los tunecinos a manifestarse contra la presencia de miembros de la Reagrupación Constitucional Democrática (RCD), el partido del presidente huido, Zine el Abidine Ben Alí, en puestos clave del nuevo Gobierno anunciado ayer por el primer ministro, Mohamed Ghanuchi.

Doce de los 19 ministros del nuevo Ejecutivo que debe pilotar la transición hasta la convocatoria de elecciones son miembros del RCD, que ocupó durante décadas todos los resortes del poder en el país.

El Gabinete incluye por primera vez a los dirigentes de los tres partidos de oposición legal, además de a representantes sindicales y de los movimientos sociales.

Los cientos de personas que intentan manifestarse por la capital gritan consignas contra el nuevo Gobierno y demandan la disolución del RCD.

Los partidos de oposición ilegal, principalmente islamistas y comunistas, criticaron también hoy duramente la composición del Ejecutivo de transición y convocaron igualmente a manifestarse a los tunecinos