La Policía holandesa hará un "control exhaustivo" al equipo de seguridad de Wilders

Wilders augura una "primavera patriótica en toda Europa"

internacional

| 25.02.2017 - 20:18 h
Más sobre: HolandaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

La Policía Nacional holandesa anunció hoy que someterá a un "control adicional exhaustivo" a todos los empleados del equipo de seguridad y protección del líder ultraderechista Geert Wilders, tras la supuesta filtración de información confidencial del político a una organización criminal.

En un comunicado, la Policía argumentó que "se preocupa por encima de todo" por la seguridad de Wilders y que "quiere asegurarse de que no haya hechos o circunstancias que se pasen por alto".

Todos los miembros del Departamento de Seguridad y Vigilancia (DBB), que se encarga del seguimiento de las personas que cuentan con protección oficial, se someterán a ese control adicional para determinar si han cometido algún "acto" sospechoso.

La nota añade que esta decisión llega después del "alboroto" que provocó la detención del agente Faris K el pasado 20 de febrero, sospechoso de "compartir información" relacionada con su trabajo en el equipo de protección de Wilders.

La investigación sigue en curso, aunque "está casi concluida", según la policía, y determinará qué tipo de datos sensibles ha compartido el agente y su relación con la mafia holandesa-marroquí, conocida especialmente por múltiples casos de lavado de dinero.

El escándalo policial provocado por la detención del agente Faris K. ha llevado a Wilders a cancelar de forma provisional los actos de campaña del Partido de la Libertad (PVV) por temores a un ataque a la seguridad de sus miembros y partidarios.

"Comprendo perfectamente el impacto de esta situación en el señor Wilders, especialmente en este momento. Pero la Policía está formada por personas apasionadas comprometidas diariamente con la seguridad de la gente", agregó Jannine van den Berg, jefa de la Unidad Nacional.

El comunicado pide a la sociedad que "confíe" en la organización policial "honesta" y detalló el funcionamiento de las pruebas "cuidadosas" para acceder a este trabajo, con el fin de distanciarse de las críticas de los últimos meses.

El Ministerio holandés de Justicia y Seguridad ha sido objeto de múltiples críticas en los últimos meses por diferentes escándalos, lo que incluso llevó al ahora exministro encargado de esta cartera, Ard van der Steur, a presentar su dimisión el pasado enero por supuestamente encubrir un caso de narcotráfico.