La policía francesa mantiene acorralado al asesino de Toulouse

Mohamed Merah, de 24 años, dice que aceptó una misión de Al Qaeda para atentar en Francia

Recibió a los agentes con disparos que hirieron a un policía en la rodilla

La Policía detuvo de madrugada a otro hombre por el ataque contra el colegio judío de Toulouse

internacional

| 21.03.2012 - 08:57 h
REDACCIÓN

La policía francesa mantiene acorralado en una casa de un barrio residencial de Toulouse al presunto autor de siete asesinatos cometidos en esa región del sur de Francia en los últimos días, un joven de 24 años que asegura pertenecer a Al Qaeda. El sospechoso es Mohamed Merah, un francés de origen argelino de 24 años que se encuentra atrincherado en la planta baja del edificio rodeado por agentes de un cuerpo de élite de la policía francesa, y que estaba fichado por los servicios secretos por pertenencia a organizaciones islamistas radicales y por haber estado en Afganistán y Pakistán.

El edificio de cinco plantas en el que permanece el presunto asesino de Toulouse ha sido evacuado por la policía. Dos autobuses trasladaron a los 36 habitantes del inmueble, del que salieron con la ayuda de la escalera de un camión de bomberos.

Contactados por teléfono, algunos vecinos habían descrito al presunto asesino como un hombre normal.

El ministro francés de Interior, Claude Guéant, aseguró que espera que el sospechoso de cometer los asesinatos en la zona de Toulouse se entregue esta tarde, como ha prometido. "Ha dicho en varias ocasiones que quería rendirse y que lo haría esta tarde", señaló en conferencia de prensa Guéant antes de añadir: "espero que sea así". "Nuestro deseo es detenerlo lo más rápido posible para entregarlo a la justicia", añadió.

Para convencerlo de que se rindiera, se pidió a la madre del sospechoso -un joven de 24 años de nacionalidad francesa y origen argelino identificado como Mohamed Merah y conocido por sus vínculos con grupos salafistas- que hablara con él, pero se negó porque afirmó que no tenía ninguna capacidad para convencer a su hijo.

DESDE LA MADRUGADA

La operación policial fue lanzada esta madrugada a las 3.05 horas (2.05 GMT) cuando agentes de un cuerpo de elite de la policía se dirigieron a la casa, el piso bajo de un edificio de cinco plantas situado en el barrio de Côte Pavée.

El sospechoso, a quienes los investigadores atribuyen el asesinato de un soldado el pasado día 11 en Toulouse, el de otros dos en Montauban el 15, y el de tres niños y un adulto en una escuela judía de Toulouse el pasado lunes, recibió a los agentes con disparos que hirieron a un policía en la rodilla.

A lo largo de la madrugada se produjeron otros tiroteos, en los que otro agente fue herido, pero que se han detenido en los últimos minutos, desde las 5.40 horas (4.40 GMT), lo que hace pensar que se mantienen las negociaciones para su rendición.

El sospechoso afirmó pertenecer a Al Qaeda y señaló que mató a los soldados en protesta por la intervención francesa en Afganistán y a los niños judíos para vengar a los palestinos, según relató el ministro del Interior, Claude Guéant, que se dirigió al lugar de los hechos.

Fuentes de la investigación citadas por la televisión BFM señalaron que el presunto asesino fue identificado gracias a internet.

El sospechoso entró en contacto con la primera víctima a través de la red, por un mensaje colocado por el soldado para vender una moto.

La televisión indicó que el joven utilizó el ordenador de su hermano para contactar con el militar. Guéant señaló que el hermano había sido detenido esta madrugada.

Posteriormente, el sospechoso se dirigió a un concesionario de motos Yamaha para cambiar el color de su vehículo.

El asesino de Toulouse había huido en moto en las tres ocasiones que actuó, pero los testigos habían descrito el vehículo de color negro en los dos primeros casos y blanco en el segundo.

El ministro del Interior galo aseguró que "estamos trabajando en las conexiones que pudiera tener con otras personas".

EN UN BARRIO RESIDENCIA DE TOULOUSE

Los agentes localizaron al sospechoso en un barrio residencial de Toulouse situado a tres kilómetros del colegio judío Ozar Hatorah, donde el pasado lunes fueron asesinados tres niños y el padre de dos de ellos.

La policía francesa desplegó en la región unos 200 agentes especializados en la investigación para arrestar al presunto asesino, descrito por el fiscal de París, François Moulins, como un individuo "extremadamente determinado, con mucha sangre fría y con objetivos extremadamente definidos".

UN CHAPISTA QUE HABÍA INTENTADO ENTRAR EN LA LEGIÓN

Mohamed Merah había tratado de entrar en la Legión Extranjera en 2010. Según la página web del semanario "Le Point", Merah, francés de origen argelino, fue expulsado del cuerpo en su primer día y en la actualidad trabajaba como chapista en un taller de Toulouse (sur de Francia).

Entró en contacto con medios islamistas radicales con los que también estaba relacionado su hermano, el cual fue detenido esta madrugada. Merah, que asegura pertenecer a Al Qaeda, efectuó dos viajes a la frontera entre Pakistán y Afganistán, en 2010 y 2011, para integrarse en grupos combatientes de talibanes en una región en la que actúa el Movimiento de los Talibanes de Pakistán (TIP), indica el vespertino "Le Monde".

Tras haber sido sometido a entrenamiento por estos grupos, el joven efectuó incursiones en Afganistán para combatir a las fuerzas de la OTAN. En una de esas incursiones fue controlado por la policía afgana en Kandahar, aunque no fue arrestado pese a que su nacionalidad llamó la atención de los agentes, que informaron a los servicios secretos extranjeros, señala el vespertino francés.

DICE ACTUAR POR MANDATO DE AL QAEDA

El presunto asesino de siete personas en los últimos días en las localidades de Toulouse y Montauban (sur de Francia) dijo que rechazó perpetrar para Al Qaeda un ataque suicida, pero que aceptó "una misión general para cometer un atentado", reveló hoy el ministro francés del Interior, Claude Guéant.

En declaraciones a la cadena de televisión privada TF1, Guéant dijo que espera que Mohamed Merah, un francés de origen argelino, se entregue "pronto" a las fuerzas de seguridad, que le tienen cercado.

Merah, de 23 años, está fuertemente armado en su domicilio, situado en la primera planta de un edifico de cinco pisos de la calle Sergent Vigné de Toulouse, que ha sido evacuado y que se encuentra rodeado por agentes de los cuerpos de élite de la policía francesa.

"Dice que se va a entregar pronto", indicó el ministro, quien señaló que el presunto asesino quiere hacerlo "entrada la noche".

Las condiciones de su arresto "aún están siendo discutidas", agregó el responsable francés del Interior.

Según Guéant, Merah "ha explicado cómo recibió instrucciones de Al Qaeda durante su estancia en Pakistán, que le había incluso propuesto provocar un atentado suicida que rechazó, pero aceptó una misión general para cometer un atentado en Francia".