La policía francesa detiene a cuatro yihadistas en París y en el sur

Policía francesa

internacional

| 02.06.2014 - 09:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La policía francesa ha detenido a cuatro personas en una operación contra las redes yihadistas en la región de París y en el sur del país, anunció hoy el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, a la emisora Europe 1.

La operación se lleva a cabo un día después de que se anunciara el arresto el pasado viernes en Marsella del presunto autor de la matanza de cuatro personas en el Museo Judío de Bélgica de Bruselas el pasado 24 de mayo, un francés fichado como yihadista.

Se trata de Mehdi Nemmouche, un francés de 29 años capturado a su llegada a Marsella en un autobús procedente de Bélgica, que está siendo interrogado en la sede de la policía antiterrorista francesa en las afueras de París.

Cazeneuve señaló en una entrevista a Europe 1 que los arrestos tienen que ver con redes de reclutamiento de combatientes enviados a integrar las filas de los yihadistas en Siria."No daremos ninguna oportunidad a los terroristas", subrayó el ministro y añadió que "la lucha contra el terrorismo se va a llevar a cabo en Francia, pero también en toda Europa sin tregua ni pausa".

Cazeneuve compareció ayer ante los medios de comunicación con su homóloga belga, Joëlle Milquet, para hablar de la matanza del Museo Judío de Bruselas, y hoy recibe en un almuerzo de trabajo al titular español de Interior, Jorge Fernández Díaz.

De acuerdo con los primeros elementos que se han dado a conocer, Nemmouche, nacido en Roubaix (ciudad del norte de Francia limítrofe con Bélgica) es un delincuente reincidente que desde 2001 ha estado cinco veces en la cárcel por delitos comunes, y cuya deriva integrista en prisión fue señalada por la administración penitenciaria a los servicios secretos.

Su arresto se produjo al ser controlado en la estación de autobuses de Marsella por los aduaneros, que le requisaron un kalashnikov del calibre 38, abundante munición, una cámara portátil GoPro y una grabación de vídeo con una banda sonora en la que se declara autor del "atentado contra los judíos de Bruselas".

Apenas tres semanas después de su última salida de prisión, el 4 de diciembre de 2012, se marchó a Siria donde pasó más de un año, aparentemente integrado en grupos yihadistas.Volvió a Europa el pasado mes de marzo, después de haber pasado por Estambul y Malasia, según los investigadores franceses para borrar su rastro.