La OTAN expresa "fuerte solidaridad" con Turquía por los ataques terroristas

Erdogan da por acabado el proceso de paz con la guerrilla kurda

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN

internacional

| 29.07.2015 - Actualizado: 00:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Consejo del Atlántico Norte, el principal órgano de toma de decisiones de la OTAN, concluyó que "la seguridad de la Alianza es indivisible" y mostró su solidaridad con Turquía tras los últimos ataques terroristas.ççAl término de su sesión extraordinaria, convocada por Turquía, dejaron claro que el terrorismo supone "una amenaza directa a la seguridad de los países de la OTAN y a la estabilidad y prosperidad internacionales".

"Es una amenaza global que no conoce fronteras, nacionalidad o religión, un desafío que la comunidad internacional debe combatir y afrontar juntos", añadieron los aliados en un comunicado conjunto.

"La Alianza está ayudando a países afectados por el terrorismo a defenderse a sí mismos", declaró en una rueda de prensa al término de la reunión el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

El Consejo del Atlántico Norte se reunió tras invocar Turquía el artículo 4 del Tratado de Washington, que afirma que los aliados mantendrán consultas cuando alguno de ellos considere "que la integridad territorial, independencia política o seguridad de alguna de las partes están amenazadas".

Ankara pidió el encuentro en vista de la "gravedad de la situación" tras los recientes ataques terroristas que ha sufrido, de cara a informar a los demás aliados de las medidas que ha tomado.

El pasado sábado las fuerzas aéreas turcas bombardearon posiciones del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) en el norte de Irak, tras lo que la guerrilla kurda dio por finalizado el alto el fuego declarado hace dos años.

Turquía lanzó esa operación en paralelo al bombardeo de las posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el norte de Siria.

"Condenamos firmemente los ataques terroristas contra Turquía y expresamos nuestras condolencias al Gobierno turco y a las familias de las víctimas en Suruç -donde murieron 32 personas cercanas a la izquierda kurda a manos de un yihadista suicida- y por otros ataques contra la policía y militares", indicó el Consejo del Atlántico Norte.

Enfatizaron que el terrorismo, "en todas sus formas y manifestaciones, no puede ser tolerado o justificado nunca", y aseguraron que seguirán "muy de cerca" los acontecimientos en la frontera sureste de la OTAN.

ERDOGAN DA POR ACABADO EL PROCESO DE PAZ CON LA GUERRILLA KURDA

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha dado por acabado el proceso de paz iniciado en 2013 con la guerrilla kurda y ha confiado en que la OTAN tome las decisiones apropiadas para apoyar a su país. Erdogan acusó a la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) de haberse "aprovechado" del plan de paz y aseguró que su país seguirá atacando sus posiciones en el norte de Irak.

"No es posible mantener el proceso de paz con quienes amenazan la unidad nacional y la hermandad", dijo en una rueda de prensa antes de iniciar un viaje oficial de dos días a China, donde se reunirá con el primer ministro, Xi Jinping.

El político conservador aseguró que Ankara continuará la campaña de ataques aéreos contra los refugios del PKK en el norte de Irak, iniciada el viernes pasado, un tema que será debatido hoy en la reunión extraordinaria que la OTAN celebra a instancias de Turquía.

Sin dar detalles, Erdogan confió en que la Alianza, de la que Turquía es miembro, dará los pasos apropiados y estará lista para respaldar a sus socios en su derecho a defenderse. También prometió "no dar ningún paso atrás" en la lucha contra el terrorismo y los actos violentos en Turquía y aseguró que "cualquiera enmascarado que lleve armas o un cóctel molotov tendrá que responder primero ante las fuerzas de seguridad y después ante la justicia".

"La República de Turquía tiene derecho a pedir cuentas por la sangre de nuestros mártires a todos los así llamados políticos, los así llamados intelectuales, las así llamadas asociaciones de la sociedad civil", amenazó el presidente. Erdogan defendió la "sinceridad" del Gobierno que entonces él encabezaba cuando comenzó los contactos con la guerrilla kurda para intentar acabar con un conflicto que desde 1985 ha causado unos 40.000 muertos.