La OTAN espera concluir su misión en Libia en tres meses

Los rebeldes ya controlan Sebha, uno de los últimos 3 bastiones de Gadafi

internacional

| 22.09.2011 - 11:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La OTAN confía en concluir sus operaciones en Libia en los tres próximos meses, según dijo hoy el responsable militar de la campaña aliada en ese país. La Alianza Atlántica aprobó ayer una prórroga de noventa días a las operaciones, aunque esa decisión será revisada regularmente y la misión podrá terminar en cualquier momento. "Estoy plenamente convencido de que podemos concluir esta misión en el marco del actual plazo de tres meses", afirmó el general canadiense Charles Bouchard, responsable de la misión, en una rueda de prensa.

El responsable militar aliado señaló que, a pesar de que las fuerzas del Consejo Nacional de Transición (CNT) controlan la gran mayoría del territorio libio, las fuerzas leales a Muamar el Gadafi "siguen siendo peligrosas".Bouchard aseguró que la OTAN desconoce el paradero del exlíder libio: "No sé dónde está Gadafi", dijo, pero insistió en que "sigue dando mensajes y órdenes; sus declaraciones públicas lo demuestran".Aún así, reconoció que las fuerzas todavía leales al antiguo dictador libio "no son capaces de lanzar operaciones coordinadas" y sólo pueden emplearse en "acciones muy locales en bolsas aisladas"."Es sólo cuestión de tiempo que esta situación se resuelva", añadió.

Según la Alianza Atlántica, las fuerzas todavía leales a Gadafi se concentran en tres áreas aisladas: Sirte, Beni Walid y Al Fuqua, y hay unas 200.000 personas bajo su control. El responsable de la misión de la OTAN en Libia repasó las acciones aliadas desde su inicio, en marzo pasado, y afirmó que "hemos evitado con toda seguridad una catástrofe humanitaria".

La conferencia de prensa de Bouchard, transmitida por vídeo desde el cuartel aliado de Nápoles (Italia), explicó la situación sobre el terreno después de que los embajadores de los países aliados aprobaran ayer en Bruselas la extensión de la misión por otros noventa días. Pero la misión será revisada regularmente y podrá terminarse en cualquier momento, según precisó en un comunicado el secretario general aliado, Anders Fogh Rasmussen, anticipando de forma más velada que la OTAN no necesitará los 90 días adicionales para poner fin a sus operaciones en Libia. "Estamos determinados a continuar nuestra misión durante el tiempo necesario, pero preparados para cerrar la operación cuanto antes", explicó ayer Rasmussen. Para el responsable de la OTAN, la extensión de la misión "envía un claro mensaje al pueblo libio: estaremos allí el tiempo necesario, pero no un día más".

LOS REBELDES YA CONTROLAN SEBHA, UNO DE LOS ÚLTIMOS 3 BASTIONES DE GADAFI

El portavoz militar del Consejo Nacional de Transición (CNT) libio, Ahmad Omar Bani, anunció hoy en Trípoli que los rebeldes se han hecho con el control de la localidad de Sebha, uno de los tres principales bastiones en manos de las tropas de Muamar al Gadafi. "Los revolucionarios ahora controlan la ciudad de Sebha completamente", aseguró Bani en una rueda de prensa en Trípoli.

El portavoz militar indicó, no obstante, que, pese a haber sido liberada la ciudad, 750 kilómetros al sur de Trípoli, aún quedaban algunos francotiradores apostados en sus calles. "La gran mayoría de las zonas del sur del país han sido liberadas", indicó Bani quien apuntó que con Sebha desaparecía uno de los principales bastiones del régimen donde se habían refugiado muchas de las tropas gadafistas huidas de los combates en el oeste del país.

"Con la caída de Sebha desaparece el mito de la resistencia de las brigadas gadafistas y nace la leyenda de los revolucionarios del 17 de febrero", dijo el militar, quien explicó que algunos altos dirigentes que se encontraban en Sebha habían huido antes de que los revolucionarios tomaran la ciudad. Bani explicó que prácticamente estaba controlada la región de Yufra, a unos 700 kilómetros al sureste de Trípoli, donde tres nuevas zonas Suknam, Hun y Wadan, han sido arrebatadas a los gadafistas