La OTAN aprueba su apoyo contra el Estado Islámico y ayudar a la UE en la migración

Rajoy: España seguirá siendo un aliado "fiel" y contribuirá en función de sus posibilidades

internacional

| 09.07.2016 - 17:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Los líderes de la OTAN aprobaron hoy formalmente asistir a la coalición internacional que combate a los terroristas del Estado Islámico (EI) en Siria e Irak con información que recojan sus aviones de vigilancia Awacs, y respaldar a la Unión Europea (UE) en la gestión migratoria en el Mediterráneo central.

"En principio los aviones darán apoyo directo a las fuerzas de la coalición", indicó el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa después de que los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza adoptaran esta decisión en su segundo y último día de cumbre en Varsovia.

Según dijo, este paso dará "una señal clara de nuestra determinación de hacer frente al terrorismo".

Todos los aliados participan de manera independiente en la coalición internacional contra el EI, pero la OTAN como organización no forma parte de ella.

En paralelo, Stoltenberg anunció que la OTAN ha transformado y ampliado su misión naval "Active Endeavour" en el Mediterráneo para que informe sobre la situación, combata el terrorismo, consolide capacidades y apoye a la operación "Sofía" de la UE contra las mafias migratorias.

La nueva misión aliada, bautizada como "Guardián del Mar", trabajará "estrechamente" con la UE sobre la base de la "eficaz cooperación" que ya mantienen en el mar Egeo, donde efectivos de ambas organizaciones vigilan juntos las aguas y proporcionan información a los guardas costeros griegos y turcos para que atajen la inmigración ilegal.

Los líderes también tomaron otras medidas para "proyectar estabilidad" en países de su vecindad sur ante el auge de grupos terroristas, que también "han atacado en nuestras calles", o ante el drama de la inmigración, que ha provocado "la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial" en ese ámbito, apuntó Stoltenberg.

Entre ellas, destaca la decisión de empezar a formar a fuerzas y consolidar capacidades en territorio iraquí para combatir al EI, mientras que se seguirá adiestrando a cientos de oficiales iraquíes en Jordania.

Para ello, la Alianza desplazará a Bagdad un equipo para iniciar la planificación, dar asesoramiento estratégico y apoyar las reformas en el sector de la seguridad, y además desarrollará un marco legal que cubra a todos los países que envíen a personal a Irak para esa misión.

Por otra parte, los líderes decidieron impulsar un nuevo "centro de fusión" de inteligencia en Túnez y empezar a dar apoyo a las fuerzas especiales operacionales tunecinas, así como continuar reforzando la cooperación con Jordania.

Igualmente, apoyaron continuar los preparativos para asistir a Libia en el diseño de sus políticas y estructuras de seguridad, de manera que se enfrente con más garantías a la expansión del EI en su territorio.

El Gobierno de unidad nacional libio tendrá que solicitar formalmente ese apoyo a la OTAN para que se haga efectivo.

"La OTAN es una Alianza militar para la defensa colectiva y una Alianza expedicionaria para gestión de crisis. Ahora necesitamos convertirnos cada vez más en una Alianza de entrenamiento, para crear capacidades locales", subrayó el secretario general aliado.

Stoltenberg también anunció que los líderes aliados volverán a reunirse en 2017, un año antes de lo previsto (las cumbres de la OTAN son bienales) en Bruselas, con ocasión de la inauguración de la nueva sede del cuartel general de la Alianza.

RAJOY: ESPAÑA SEGUIRA SIENDO UN ALIADO FIEL

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha defendido este sábado que la OTAN "debe aumentar su contribución a la seguridad y estabilidad de países clave en nuestro vecindario Sur" como Irak, Libia y otros países del Norte de Africa amenazados por el terrorismo en el segundo día de la cumbre de la Alianza Atlántica en Varsovia.

"Cooperar con los países de nuestro entorno es la mejor garantía de una seguridad común. La unión hace la fuerza", ha defendido Rajoy en su intervención a puerta cerrada ante sus homólogos de la OTAN, según han informado fuentes del Gobierno.

Como ya defendió ayer ante en el primer día de la cumbre, Rajoy ha vuelto a reclamar "un papel determinante" a la OTAN para hacer frente a los retos de seguridad en el flanco sur.

"Debemos buscar el valor añadido que la Alianza puede aportar a estos países, y la mejor forma de colaborar con la UE, con la Coalición Global contra DAESH, y con otras organizaciones regionales, como la Unión Africana y el Consejo de Cooperación del Golfo", ha resumido Rajoy, que ha acogido "con satisfacción" la iniciativa lanzada por la OTAN para proyectar la estabilidad en la periferia de la Alianza Atlántica.

"El impulso político que hoy damos a esta iniciativa supone un reconocimiento del relevante papel que la OTAN puede y debe desempeñar como promotor de estabilidad más allá de sus fronteras", ha celebrado, recalcando que "la OTAN dispone de las capacidades, el conocimiento y la experiencia para hacer una mayor contribución" para proyectar estabilidad hacia sus vecinos del sur.