La Organización Mundial de la Salud eleva a 4.033 los fallecidos por ébola

Un ciudadano británico muere en Macedonia con síntomas de ébola

El Gobierno de Skopje cree "poco probable" que británico fallecido tuviera ébola

Transfieren a Río de Janeiro el primer paciente sospechoso de ébola de Brasil

internacional

| 10.10.2014 - 12:37 h
REDACCIÓN

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elevado por encima de 4.000 la cifra de muertos por el brote de ébola. En concreto, según el balance, han fallecido 4.033 de los 8.399 casos confirmados en siete países, entre ellos España.

El país con un mayor número de víctimas sigue siendo Liberia, donde han fallecido 2.316 personas contagiadas con el virus. En Guinea, han perdido la vida 778 enfermos, mientras que en Liberia la cifra sube hasta los 930, contando tanto casos probables como confirmados.

La lista de la OMS incluye también muertos en Nigeria (ocho) y Estados Unidos, donde esta semana falleció un liberiano que había desarrollado los síntomas tras llegar a Texas. Senegal cuenta con un único caso, al igual que España, que entra por primera vez en el balance. El caso español es el de la auxiliar de enfermería Teresa Romero, que contrajo el virus mientras trataba a uno de los misioneros enfermos repatriado.

Para la OMS, resulta "alarmente" el nivel de contagios entre los trabajadores del sector sanitario, toda vez que 233 ya han muerto por la enfermedad.

UN CIUDADANO BRITÁNICO FALLECIDO EN MACEDONIA

Un ciudadano británico falleció ayer en Macedonia tras ingresar en un hospital de Skopje con síntomas del ébola, informaron las autoridades sanitarias. El hombre falleció tan solo una hora después de ingresar en el hospital, a donde fue trasladado desde el hotel en el que se encontraba con fiebre, vómitos y hemorragias internas.

El Ministerio de Sanidad macedonio informó de que los análisis realizados al ciudadano británico fallecido apuntan a que "hay pocas probabilidades de que se tratara de un caso de ébola". "Teniendo en cuenta los estudios epidemiológicos que se realizaron ayer, las autoridades sanitarias son cada vez más de la opinión de que no existe una gran probabilidad de que este sea un caso de ébola", dijo hoy en rueda de prensa la representante del Ministerio de Sanidad, Jovanka Kostovska.

Las autoridades sanitarias informaron que por ahora no hay confirmación oficial de que el paciente hubiera contraído el virus del ébola, pues se han enviado muestras a Alemania para su análisis. "El paciente tenía una hemorragia interna en el estómago, lo que llevó a su amigo a llamar una ambulancia.

Antes de fallecer, su temperatura era de 37,4 grados centígrados, no tan alta como en los casos de ébola, pero su mal estado generalizado, los vómitos, la hemorragia interna, así como su rápida muerte hacen sospechar del virus de ébola", dijo Jovanka Kostovska, representante del Ministerio de Sanidad en Skopje.

El ciudadano británico llegó a la Antigua República Yugoslava de Macedonia, nombre oficial de este país balcánico, el pasado 2 de octubre procedente del Reino Unido. Por ahora las informaciones apuntan a que el paciente no había estado previamente en ningún país africano, lo que significaría que se habría contagiado en Europa.

El hotel en el que se hospedaba, el Super 8, ha sido clausurado, los clientes han sido aislados y la policía ha acordonado la zona. Si se confirma, sería la primera víctima del virus Ébola en Macedonia.

UN PACIENTE SOSPECHOSO EN BRASIL

Las autoridades sanitarias brasileñas trasladaron a Río de Janeiro un paciente guineano considerado como el primer caso sospechoso de ébola en Brasil, que fue detectado en la sureña ciudad de Cascavel (estado de Paraná).

Según informó el Ministerio brasileño de Salud, se trata de un hombre de 47 años que llegó a Brasil el pasado 19 de septiembre procedente de Guinea Conakry, uno de los países africanos más afectados por la enfermedad, después de hacer escala en Marruecos.

Las autoridades informaron de que este hombre presentó síntomas de fiebre durante los últimos dos días, aunque no tuvo hemorragias, vómitos u otros síntomas. Pero como se trataba de un país donde la epidemia de ébola está en su apogeo y desarrolló los síntomas dentro de los 21 días después de salir de África, el caso fue considerado sospechoso por el Ministerio de Salud.