La oposición vuelve a gritar por una Ucrania europea en el centro de Kiev

El republicano John McCain y el demócrata Chris Murphy expresaron el apoyo de Estados Unidos

Ucrania

internacional

| 15.12.2013 - 18:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La oposición ucraniana volvió a congregar un domingo más a cientos de miles de personas en la Plaza de la Independencia de Kiev para gritar a favor de una Ucrania europea, el mismo día en que Bruselas anunciaba el fin de las negociaciones para un Acuerdo de Asociación ante la falta de claridad del Gobierno.

Con la plaza repleta de manifestantes instalados entre las tiendas de campaña y los puestos de comida y bebida gratuitos, bajo un mar de banderas azules y amarillas de Ucrania y la Unión Europea, la jornada de hoy transcurrió entre mítines políticos y conciertos de pop, de rock o música popular que contribuían a caldear el ambiente.

Los manifestantes respondían con gritos de "¡Gloria a los héroes!" a las arengas desde el escenario de "¡Gloria a Ucrania!", mientras junto a las barricadas de la entrada se colgó una enorme pancarta con la leyenda "¡Entendednos, estamos hartos!".

La "veche" (asamblea) popular aprobó por aclamación varias resoluciones, entre ellas la de prohibir al presidente Víktor Yanukóvich la firma de acuerdos con Rusia para el ingreso de Ucrania en la Unión Aduanera, organización económica liderada por Moscú y que incluye también a Bielorrusia y Kazajistán.

También exigieron la liberación de todos los presos políticos, incluida la líder opositora y ex primera ministra Yulia Timoshenko, que cumple una pena de siete años de prisión tras un cuestionado proceso judicial.

"¡Libertad para Yulia!","¡Libertad para Yulia!", coreó largamente la Plaza de la Independencia.

Desde el comienzo de las protestas populares hace más de tres semanas se ha convertido en un clásico la visita al recinto amurallado por barricadas de políticos occidentales, y en esta ocasión les tocó el turno a dos senadores estadounidenses.

APOYO DE EE UU

El republicano John McCain y el demócrata Chris Murphy expresaron el apoyo de Estados Unidos a la oposición europeísta ucraniana y fueron aclamados por la multitud.

"América está con vosotros", les dijo McCain, que en su Twitter expresó hoy lo contento que estaba de haberse reunido junto al escenario con la popular cantante Ruslana, ganadora del festival de Eurovisión en 2004 y activista de estas protestas.

"Estamos aquí con el senador McCain para transmitirles el saludo del Congreso de Estados Unidos", dijo Murphy, que fue recibido con una ovación de la multitud.

El senador demócrata destacó que "Ucrania debe estar en Europa" y que Estados Unidos saluda a los ucranianos que, "pese a la violencia (de las autoridades), se pronuncian por cambios pacíficos".

McCain, a su vez, manifestó: "Estamos aquí para confirmar que vuestras acciones inspiran a todo el pueblo a la lucha pacífica, para respaldar el derecho de los ucranianos a cambiar su destino de manera pacífica y democrática".

El político republicano dijo que "el destino de Ucrania está Europa" y que "Ucrania hará mejor a Europa, y Europa hará mejor a Ucrania".

También intervinieron los principales dirigentes opositores, y así, el líder del partido UDAR (Golpe), el campeón mundial de boxeo Vitali Klitschko, reiteró desde la tribuna la demanda de dimisión del Gobierno encabezado por el primer ministro Nikolái Azárov.

"Este Gobierno no debe existir, debe dimitir de inmediato", dijo Klitschkó, cuyas palabras fueron recibidas por la multitud con gritos de "¡Dimisión!".

El político opositor subrayó que esta "movilización popular pacífica conseguirá que se celebren elecciones parlamentarias y presidenciales anticipadas".

"Hace una semana cayó Lenin y ello es una señal de la liberación de Ucrania", afirmó a su vez el líder del partido nacionalista Svoboda (Libertad), Oleg Tiagnibok, que comparó el derribo de la estatua del líder de la revolución bolchevique con la caída del Muro de Berlín.

El líder del partido Batkivschina (Patria), Arseni Yatseniuk, aseguró que "el mundo ha oído a Ucrania".

"En estos últimos veinte días Ucrania ha cambiado más en que veinte años", dijo.

Entretanto, junto a la Rada (Parlamento), en el parque Mariinski, los partidarios del Gobierno y de la integración con Rusia se congregaron en una manifestación de varias decenas de miles de personas para expresar su apoyo a las autoridades.

Todo ello, mientras desde Bruselas el comisario de Ampliación, Stefan Füle, aseguraba que los trabajos para llegar a un Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Ucrania "están suspendidos" y pedía a Kiev un "compromiso claro".

"Más discusiones están condicionadas a que haya un claro compromiso para firmar. Los trabajos están suspendidos, no he tenido respuesta" por parte del Gobierno ucraniano, afirmó Füle en un mensaje en Twitter.

En el Maidán (plaza), la fiesta continúa y se prolongará a lo largo de toda la noche, como es habitual en estas protestas, entre las tiendas de campaña que pueblan el recinto y las hogueras de leña montadas en barriles de metal. EFE