Tensión y violencia en Venezuela en la votación de la Constituyente

En varias ciudades ha habido choques entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad

Zapatero pide al Gobierno, "gestos" para reemprender la negociación

internacional

| 30.07.2017 - 14:57 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Venezuela amaneció hoy en tensión y con enfrentamientos entre manifestantes antichavistas y las fuerzas de seguridad desde muy temprano, en una jornada en la que se celebran las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por el Gobierno de Nicolás Maduro.

El Ministerio Público (MP, Fiscalía) de Venezuela informó de la muerte por disparos de dos hombres en el occidental estado Mérida tras una manifestación, lo que eleva a cuatro la cifra oficial de víctimas mortales a consecuencia de las manifestaciones de hoy en ese país.

La Fiscalía publicó en la red social Twitter que los fallecidos fueron Ángelo Méndez, de 28 años, y Eduardo Olave, de 39, ocurridas tras ser heridos "con armas de fuego" en una manifestación en la ciudad de Mérida.

Estos dos fallecimientos se unen a los de Marcel Pereira, quien murió en Chiguará (estado occidental de Mérida), y de Ricardo Campos, secretario juvenil del partido opositor Acción Democrática (AD), en Cumaná (Sucre, este).

Además, el diputado opositor Carlos Paparoni informó en la misma red social de la muerte, también en Mérida, de Iraldo Guitérrez, si bien este fallecimiento no ha sido confirmado por la Fiscalía.

113 MUERTOS EN LA OLA DE PROTESTAS

Las muertes se producen en el marco de la jornada de elección de la Asamblea Nacional Constituyente que impulsa el Gobierno de Nicolás Maduro, un proceso en el que solo participa parte del chavismo con el rechazo de la oposición, la iglesia católica y varios países del mundo.

Las manifestaciones fueron prohibidas por el Gobierno nacional durante estos días para evitar que se vean afectados los comicios.

Sin embargo, los opositores han salido igualmente a las calles a protestar en todo el país y en varias ciudades ha habido choques entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad del Estado.

La elección se produce, además, bajo una ola de protestas antigubernamentales que ha dejado, con los caídos de hoy, ya 113 muertos desde el pasado 1 de abril.

De momento el proceso electoral, que elegirá una Asamblea que redactará una nueva Constitución, ha transcurrido con normalidad después de que el propio presidente Maduro fuese el primero en votar.

La rectora del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) Socorro Hernández aseguró que el país está votando en paz y que el el 94 % de las mesas están instaladas.

La oposición se ha negado a participar en estas elecciones de una Asamblea Nacional Constituyente que cambiará el actual ordenamiento jurídico del Estado venezolano y acusa a Maduro de dar un golpe de Estado.

Los colegios electorales visitados por Efe en Caracas se observaron a ratos muy concurridos y a ratos con poca afluencia, si bien para la capital venezolana el Consejo Nacional Electoral (CNE) ha acondicionado un "centro de contingencia" que reúne a la mayor cantidad de votantes.

Este centro, ubicado en el pabellón de espectáculos conocido como Poliedro, se encuentra en una zona apartada del oeste de Caracas y fue habilitado para que voten los que no lo pueden hacer en sus centros más cercanos por estar "asediados" por manifestantes opositores, según las autoridades.

El CNE prohibió el paso al Poliedro de los medios de comunicación o que se acerquen a menos de 500 metros de distancia, mientras que en otros centros se observa una fuerte vigilancia en el marco del Plan República del Ejército, que se activa para los eventos electorales.

En las calles del este Caracas se empiezan a movilizar los opositores que, pese a la prohibición del Gobierno, acudirán a la convocatoria de manifestarse en la autopista Francisco Fajardo, la principal vía de la capital, vestidos con camisas blancas o con atuendos alusivos al tricolor de la bandera nacional.

En varios puntos cercanos al acceso a la autopista ya se encuentran ubicados varios vehículos de la Guardia Nacional (GNB, policía militarizada), el cuerpo de seguridad que se ha encargado de reprimir la mayoría de las protestas que se han desarrollado en los últimos cuatro meses.

En el interior del país la convocatoria a protestar consiste en el cierre de calles y avenidas, lo que se ha cumplido en muchos puntos del territorio, de ahí que se hayan reportado enfrentamientos en varias zonas.

El gobernador de Lara, Henri Falcón, escribió en su cuenta de Twitter que "rechazamos y condenamos la actuación de motorizados y grupos armados en las calles en este momento, la represión desmedida y detonaciones".

La parlamentaria Milagro Valero aseguró en las redes sociales que "grupos armados" han arremetidos contra jóvenes de Mérida y en varias imágenes que difundió por Twitter se observa a grupos de personas caminar escoltadas por agentes policiales, por lo que aseguró que algunos de ellos iban a votar "obligados".

En Caracas, una columna de decenas de policías nacionales patrullaba por zonas del este de la ciudad dispersando con gas lacrimógeno a quienes se dirigían a la autopista para la gran concentración opositora.

Apenas se inicia la jornada en Venezuela y van en aumento los focos de enfrentamientos.

Los venezolanos están convocados para elegir a los 545 representantes de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que tendrá como objetivo la redacción de un nuevo ordenamiento jurídico.

ZAPATERO RECLAMA GESTOS PARA REEMPRENDER LA NEGOCIACION

Por su parte, el ex presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido a los venezolanos "paz" y "rechazo absoluto de cualquier género de violencia" especialmente durante este fin de semana, en el que se celebran las elecciones constituyentes. Según Zapatero, se trata de "horas trascendentales" para el país, y ha reconocido el derecho a abstenerse y el rechazo a una consulta electoral, pero ha insistido en que "el ejercicio de un derecho solo es legítimo cuando es pacífico".

Por otra parte, ha señalado al Gobierno como "primer responsable" de la "dinámica de acumular fuerzas" y ha pedido emprender "esfuerzos decididos de negociación", para lo que cree necesarios "nuevos gestos" por parte del Ejecutivo venezolano en esta dirección.

"Después de lo sucedido en los últimos meses, después de la pérdida de más de un centenar de vidas, después de las conversaciones mantenidas... me reafirmo en que únicamente la negociación, la concertación y el acuerdo pueden dar una salida a la grave crisis que vive Venezuela, la salida acordada y pacífica que desean la inmensa mayoría de los venezolanos", afirma el expresidente en un comunicado.