Continúa el paro general en Venezuela tras 2 muertos y 159 detenidos ayer

La oposición venezolana estima en un 92 % el seguimiento de huelga contra Maduro

Maduro asegura que el paro convocado por la oposición "ha sido derrotado"

internacional

| 27.07.2017 - 08:57 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Numerosos comercios mantienen hoy sus persianas bajadas y muchas calles siguen cerradas al tráfico en Venezuela por ciudadanos que exigen la renuncia del presidente Nicolás Maduro. Hoy se celebra la segunda jornada del paro de 48 horas convocado por la oposición, que ha dejado hasta ahora 2 muertos y 159 detenidos.

"Cumplimos más de 24 horas del Paro Cívico, 24 horas para que se respete la voluntad del pueblo y detengan el fraude", escribió en Twitter el diputado opositor Stalin González, en alusión a la Asamblea Constituyente impulsada por Maduro, que debe elegirse este domingo para redactar una nueva Carta Magna.

Esta huelga general contra la Constituyente -la segunda en poco más de una semana- busca presionar al presidente para que retire un proceso que no ha sido sometido a la aprobación previa en referendo del pueblo y será una forma, a ojos de la oposición, de "consolidar la dictadura" del chavismo en Venezuela. Participantes en esta forma de protesta y diputados de la coalición de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática (MUD) han compartido en Twitter fotos de este segundo día de paro que mostraban calles desiertas en ciudades de toda la geografía nacional.

Además de llamar a un paro de la actividad laboral y empresarial que ha sido apoyado por la patronal venezolana (Fedecámaras) y por más de 350 organizaciones sindicales no oficialistas, la MUD pide a los detractores de Maduro que corten sus calles, y así lo han hecho muchos de ellos con bolsas de basura, muebles y otros objetos.

La Guardia Nacional Bolivariana (GNB, Policía militarizada) lanzó ayer perdigones y gases lacrimógenos en varios puntos del país para despejar las calles y dispersar a los manifestantes, que en algunos casos respondieron lanzando piedras y lo que tenían a mano contra los agentes.

Según la organización pro derechos humanos Foro Penal, 159 personas (100 de ellas en el estado occidental Zulia) fueron detenidas en la jornada de ayer durante las protestas y en redadas a domicilios que el grupo califica de arbitrarias e ilegales. Además, dos personas de 30 y 16 años respectivamente murieron este miércoles en Caracas y Mérida (occidente) respectivamente en hechos violentos durante las manifestaciones contra Maduro.

Más de cien personas han muerto según la Fiscalía durante las protestas antigubernamentales que empezaron el 1 de abril, en el marco de las que las autoridades han detenido a más de 4.500 personas.

MADURO ASEGURA QUE EL PARO "HA SIDO DERROTADO"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que el llamamiento a un paro cívico de 48 horas convocado por la oposición a su gobierno "ha sido derrotado" por la "clase obrera" del país, al tiempo que destacó que a los trabajadores de la nación petrolera no los detendrá nadie. "Ha sido derrotado el intento de un paro general indefinido, y la victoria es de la clase obrera (...), han obtenido una victoria total hoy frente al intento de una huelga indefinida", dijo el gobernante durante un acto con sus simpatizantes transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión.

"El pueblo no le paró al paro, la gente salió a las calles a trabajar, a vivir, a hacer, a construir. Mientras ellos quieren parar, el pueblo quiere paz", añadió. Asimismo, indicó que solo podría declararse una huelga en Venezuela "si sectores golpistas intentaran hacer algo" en contra de su gobierno, cuyo mandato acaba en 2019.

"Y ustedes tienen la orden, si eso llegara a suceder se declara una huelga general indefinida hasta que la revolución vuelva a triunfar y se restituya la Constitución", agregó.