Al menos 15 muertos en el sur de Siria durante la jornada de protestas

Responsable de la ONU describe la brutal represión en Siria

Manifestación en Siria (AFP Photos)

internacional

| 29.04.2011 - 12:50 h
REDACCIÓN
Más sobre: siriaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Al menos 15 manifestantes murieron hoy por disparos de las fuerzas de seguridad y cincuenta resultaron heridos, cuando trataban de romper el cerco policial en torno a la ciudad de Deraa, en el sur de Siria, según organizaciones de la oposición.

La red opositora "Sham" y el grupo "La revolución siria contra Bachar al Asad" informaron en Facebook de que esas cuatro personas, a las que identificaron por sus nombres, procedían de la aldea de Tayeba y murieron en el puente Saida, cuando intentaban traspasar el cerco alrededor de Deraa.

La policía siria disparó contra los manifestantes en varias protestas hoy, "viernes de la ira", contra el régimen de Bachar al Asad, informó un grupo opositor y la cadena de televisión catarí Al Yazira.

Según varias ONG, esta jornada hay manifestaciones antigubernamentales en las localidades Yabla, Banias, Talbise, Qameshely, Homs, Huran, Hama, Damasco, Deraa y Duma.

La red opositora "Sham" indicó a través de Facebook que en Horan, en el suroeste, los manifestantes intentaron quebrar el cerco policial para dirigirse a Deraa, también en el sur, pero fueron repelidos por la policía que disparó contra ellos, sin que se registraran víctimas mortales hasta ahora.

El mismo grupo denunció que las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra otra protesta en el barrio de Saliva en el municipio costero de Latakia.

El grupo "La Revolución Siria" colgó en internet un vídeo grabado con un teléfono móvil en el que aparecían centenares de manifestantes en la ciudad central de Homs coreando lemas como "Vete, vete", "El pueblo quiere la caída del régimen", "Adiós, adiós Bachar, buenas noches" o "Bachar, ávaro".

La cadena de televisión catarí Al Yazira, que citó testigos, señaló que la policía dispersó una manifestación en una plaza de Damasco disparando contra los manifestantes y lanzando gases lacrimógenos.

En una conversación telefónica con Efe, el activista sirio Yasin Saleh confirmó que hay manifestaciones en varias ciudades, "lo que significa que la insistencia de los manifestantes no se ha visto afectada por lo que el régimen está haciendo".

Saleh no descartó que hoy vaya a haber víctimas porque "el régimen no ha cambiado de estrategia".

Por su parte, el Ministerio del Interior sirio, en un comunicado oficial difundido en la agencia de noticias estatal Sana, pidió a los ciudadanos que se abstengan de manifestarse a no ser que tengan una autorización oficial "para contribuir a la estabilidad y seguridad" del país.

Siria vivió el viernes pasado la jornada más sangrienta de protestas contra el régimen del presidente Bachar al Asad, que acabó con 112 muertos, según cifras de activistas de la oposición.

BRUTAL REPRESION

El régimen sirio está empleando brutales prácticas de represión contra las protestas en el país, que incluyen el asedio de ciudades enteras o la interrupción del suministro de alimentos y de electricidad, denunció hoy una alta responsable del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

"Ciudades enteras han sido asediadas, se han desplegado tanques y bombardeado zonas densamente pobladas, se ha impedido la distribución de alimentos, se ha cortado el acceso a la electricidad", dijo Kyung-wha Kang, alta comisionada adjunta, al inaugurar hoy una sesión especial del Consejo de Derechos Humanos dedicado a la represión en Siria.

De acuerdo a los datos citados por Kyung, "las organizaciones de derechos humanos han documentado más de 450 asesinatos y en torno a cuatro veces más heridos".

También afirmó que "los sistemas de transporte han sido paralizados y hay informaciones sobre francotiradores que disparan a las personas que tratan de auxiliar a los heridos o recoger cadáveres de las zonas públicas".

La alta comisionada adjunta describió lo que calificó de "un cuadro inquietante: el empleo masivo de munición contra la gente que protesta, el arresto, detención y desaparición de manifestantes, defensores de derechos humanos y periodistas, tortura y malos tratos a detenidos, represión de la libertad de prensa y de otros medios de comunicación, y ataques contra personal médico, hospitales y pacientes".

Y añadió que es "preocupante" saber que "entre los muertos hay oficiales militares y de los cuerpos de seguridad".

La sesión especial del Consejo de Derechos Humanos sobre la situación en Siria fue convocada esta semana a petición de Estados Unidos, y tras ser apoyada por otros quince países, entre ellos europeos como España, y México.

Las primeras intervenciones en esta sesión especial han dejado patente la división en el Consejo, que debe acordar una resolución respecto a Siria.

Frente a la posición de la Unión Europea y Estados Unidos de condenar duramente la represión ejercida por el régimen de Bachar el Asad, el grupo árabe advirtió contra cualquier "injerencia" exterior en los "asuntos internos" sirios.