La oposición siria se agrupa en un Consejo Nacional

Su objetivo es representar al movimiento revolucionario frente al régimen de Al Asad

Siria (Telemadrid)

internacional

| 02.10.2011 - 19:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La oposición siria ha creado el denominado Consejo Nacional Sirio (CNS), una entidad que reúne a todas las tendencias políticas y aspira a convertirse en el representante de la revolución dentro y fuera del país. En una rueda de prensa ofrecida en Estambul y difundida por las televisiones árabes, su promotor, el disidente asentado en París Borhan Golion, aseguró que el objetivo es convertirse en "el marco que unifique a la oposición siria" frente al régimen del presidente, Bachar al Asad.

De acuerdo con un comunicado emitido horas antes, el CNS agrupa a los movimientos liberales, a los Comités de Coordinación Local -que informan de las protestas-, a las agrupaciones kurdas, y a los Hermanos Musulmanes, proscritos en Siria, entre otras organizaciones. Golion, catedrático y opositor independiente, indicó que "el Consejo es el representante principal de la revolución siria a nivel interno e internacional".

Además constituye el apoyo necesario para alcanzar las aspiraciones del pueblo sirio de "derrocar el régimen establecido y crear un sistema democrático en el marco de un Estado civil sin discriminación por etnia, sexo, religión o política", explicó. "Es un Consejo abierto para todos los sirios comprometidos con los principios de la revolución pacífica y con su objetivos", subrayó. En cuanto a la legitimidad internacional, Golion admitió que la formación del Consejo ha sido "muy difícil", pero auguró que "el reconocimiento será fácil".

"Los países árabes y extranjeros estaban esperando la creación de un marco que hable en nombre de la oposición para apoyarle y que sea la alternativa al régimen que ha perdido la confianza de todo el mundo", subrayó. Golian indicó que el Consejo rechaza "cualquier intervención extranjera que pueda atentar contra la soberanía nacional", pero pidió a las organizaciones internacionales que asuman su responsabilidad para proteger al pueblo sirio y frenar los crímenes y las violaciones de derechos humanos.

Según el intelectual, el Consejo condena las políticas de incitación sectaria que pueden conducir al país hacia la guerra civil y pretende garantizar la unidad de Siria y proteger las instituciones del Estado y el Ejército. El activista kurdo de los Comité de Coordinación Local, Hozam Ibrahim, dijo que el anuncio de este Consejo es "el resultado de un mes y medio de diálogo y negociaciones entre las distintas partes de la oposición siria dentro y fuera del país".

El pasado 23 de agosto, representantes de la oposición siria anunciaron en Estambul el inicio de los trabajos para unificar a todas las corrientes bajo un Consejo que dirija la revuelta contra el régimen de Bachar al Asad y se haga cargo del gobierno tras una eventual caída del presidente. En cuanto a la estructura del CNS, Ibrahim explicó que está formado por una Presidencia que contará con siete miembros, además de una Secretaría General formada por 29 personas y una Asamblea General que incluirá a 200. "Golion es el candidato que puede tener más posibilidades para dirigir el Consejo de Presidencia", pronosticó.

Este anuncio coincide con una nueva jornada de represión en Siria, donde según los Comités de Coordinación Local, han muerto seis personas, tres de ellas en Jan Saijun (noroeste), dos en Deraa (sur) y una en Al Rastan (centro). Desde mediados de marzo pasado, Siria es escenario de revueltas populares contra el régimen de Al Asad, que acusa a grupos armados y terroristas de estar detrás de las mismas, y que se han cobrado la vida de unas 2.700 personas, según cifras de la ONU.