La oposición presenta un plan de 22 puntos sobre la transición en Siria

El Gobierno sirio dice que las negociaciones fracasarán si la oposición mantiene su plan

internacional

| 12.02.2014 - Actualizado: 21:03 h
REDACCIÓN
Más sobre: siriaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La delegación de la oposición siria que negocia con la del Gobierno una salida al conflicto presentó hoy un documento de veintidós puntos con su propuesta sobre la transición política que reclama para el país árabe, anunció el portavoz opositor, Louay Safi.

"Hemos presentado nuestro principal documento, un plan detallado y de principios que guíen la transición", bajo la dirección de un órgano de gobierno transitorio "que debe ser formado por mutuo consenso", declaró a la prensa al término de la jornada negociadora.

Este órgano tendría la responsabilidad de "detener la violencia, liberar a los prisioneros e iniciar un proceso de justicia transicional que lleve a la reconciliación entre todos los grupos de la sociedad siria", explicó Safi.

La propuesta todavía no ha recibido ninguna respuesta por parte de la delegación gubernamental.

"Esperamos una reacción positiva porque no se trata de nosotros, de la oposición, sino de los sirios, que deben sentirse seguros y recuperar su vida normal", comentó el portavoz opositor.

GOBIERNO TRANSITORIO, ANMISTÍA, NUEVA CONSTITUCIÓN Y ELECCIONES

Según el documento, el órgano de gobierno transitorio tendrá total autoridad para obtener listas con los nombres de prisioneros políticos y de conciencia para proceder a su liberación.

También tendrá el poder para decretar una amnistía general, con vistas a impulsar la reconciliación nacional en un país en guerra civil desde hace casi tres años.

El documento plantea la obligación de las dos partes de informar sobre la localización de todos los centros de detención y prisiones, así como del destino de las personas desaparecidas y de los que hayan fallecido en las cárceles.

También deberá establecer los mecanismos necesarios para que los responsables de violaciones de derechos humanos rindan cuentas ante la Justicia, una tarea en la que se anticipa que será necesario apoyo internacional.

El órgano de gobierno también se ocuparía de obligar a los combatientes extranjeros a salir del país, del desarme de los grupos armados y de la integración de sus miembros en las fuerzas armadas o servicios públicos del país.

Establece como otra responsabilidad de este órgano el mantenimiento de todas las instituciones públicas -incluidas las fuerzas armadas, los servicios de inteligencia y el aparato de seguridad del Estado - y de los puestos de los empleados públicos debidamente cualificados.

La oposición también propuso la conformación de una Asamblea Constituyente, bajo observación de grupos civiles independientes y basada en un sistema electoral que tendría que salir de las negociaciones en marcha en Ginebra.

El siguiente paso sería la convocatoria de un referéndum sobre el borrador de Constitución elaborado por esa Asamblea, que requeriría la aprobación de dos tercios del electorado.

Una vez se estableciera en el país un nuevo orden constitucional, se podría dar paso a elecciones libres, imparciales y multipartitas, supervisadas por la Asamblea Constituyente, que quedaría disuelta tras la primera sesión del Parlamento que saliera de esos comicios, según la propuesta opositora.

Esta semana se desarrolla en Ginebra una segunda ronda de negociaciones de paz entre representantes del régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad, y de grupos opositores congregados en la Coalición Nacional Siria (CNFROS).

EL GOBIERNO SIRIO ADVIERTE DEL FRACASO DE LAS CONVERSACIOINES SI LA OPOSICIÓN MANTIENE SU PLAN

El Gobierno sirio anticipó que las negociaciones de paz fracasarán si la delegación opositora sigue insistiendo en abordar de forma prioritaria su plan consistente en la formación de un órgano de gobierno para conducir la transición política en Siria.

El viceministro sirio de Asuntos Exteriores, Faisal Makdad, dijo a los periodistas que su gobierno está dispuesto a "discutir sobre todos los temas del Comunicado de Ginebra (documento en el que se basan las negociaciones), pero de forma sistemática, en el orden en el que aparecen".

La transición política es el sexto punto de ese documento, en el que el cese de las hostilidades -asunto al que la delegación gubernamental da prioridad- aparece en primer lugar.

Makdad acusó a la oposición de "hacer un mal uso de la agenda" al haber empezado su intervención durante la sesión de hoy hablando sobre el órgano de gobierno transitorio para Siria.

"Ellos no tienen la intención de combatir el terrorismo", declaró.

Informó también de que durante la reunión con la delegación opositora, con la mediación del enviado de la ONU para Siria, Lajdar Brahimi, el régimen sirio presentó "un informe integral sobre las masacres perpetradas en los tres últimos días por grupos armados" (opositores).

Entre las matanzas ocurridas en los últimos días está la ocurrida en una comunicad alauí (minoría a la que pertenece la familia del presidente sirio, Bachar al Asad, y varios de sus cercanos colaboradores), en la que murieron decenas de civiles, según ha confirmado la ONU.

De otra parte, Makdad volvió a dar a entender que la salida del poder de Al Asad no es una cuestión que su delegación esté dispuesta a discutir. "Poner énfasis en discutir cualquier cosa que esté fuera del Comunicado de Ginebra es una receta para el desastre y el fracaso", advirtió el viceministro.