La ONU cree que la tregua de tres horas diarias para Alepo es insuficiente

Más de setenta personas han muerto en las últimas horas en combates al sur de la ciudad de Alepo, adonde se han trasladado las hostilidades tras el inicio de una tregua de 48 horas en esta población del norte de Siria. En esa zona, el Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en este país, y sus aliados, el Movimiento Islámico de los Libres Sham y el grupo Yund al Aqsa, se enfrentan a las fuerzas gubernamentales sirias.

internacional

| 11.08.2016 - 14:00 h
REDACCIÓN
Más sobre: siriaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La ONU dijo hoy que la pausa anunciada por Rusia de tres horas diarias en los bombardeos sobre la ciudad siria de Alepo, destinada a permitir la entrada de la ayuda humanitaria dirigida a los civiles, es insuficiente.

"No fuimos consultados sobre esta medida y, de acuerdo con lo que nos ha informado el coordinador humanitario de la ONU en Damasco, es insuficiente y se necesitan, como lo hemos dicho antes, al menos 48 horas (continuas)", dijo el enviado especial de la organización para Siria, Staffan de Mistura.

La demanda de la ONU es la única viable para que los convoyes con ayuda vital "sean posibles y efectivos", agregó De Mistura a su salida de una reunión con representantes de un grupo de países influyentes en el conflicto sirio, que presiden conjuntamente Rusia y Estados Unidos.

Sólo así se podrían atender las necesidades más básicas -en términos de alimentos y medicinas- de la población atrapada en los combates en Alepo, donde se estima que hay más de dos millones de personas.

Cualquier ayuda para los habitantes que se encuentran del lado este de la ciudad, bajo control de grupos rebeldes, está interrumpida hace más de un mes, a raíz de que las fuerzas gubernamentales tomaron la única vía de acceso que quedaba.

Sin embargo, la parte oeste de Alepo también ha caído recientemente en una situación de bloqueo tras una ofensiva lanzada por los rebeldes.

Ambas secciones de la ciudad están afectadas por cortes regulares del suministro de agua y electricidad, lo que ha agravado su situación.

Tras insistir en que los responsables de la ONU se enteraron de la tregua de tres horas decidida por Rusia "a través de la prensa", De Mistura indicó que diplomáticos rusos le aseguraron que existe la voluntad de discutir con la ONU su idea de la tregua y mejorarla.

"Tres horas es claramente insuficiente, tres horas son realmente nada", enfatizó por su parte el coordinador de la ayuda para Siria, Jan Egeland, quien acompañaba al enviado especial.

De Mistura sostuvo que lo que ya se denomina "la batalla por Alepo" demuestra "una vez más que no es posible una solución militar sostenible, ni en Alepo ni en otra parte de Siria".

"Esto es algo que se tiende a olvidar, pero lo que sucede con Alepo, con los ataques y contraataques lo está probando", agregó.

En otro momento de su comparecencia ante los medios, De Mistura leyó uno a uno los nombres de 16 personas -trece niños incluidos- que están en riesgo de morir en la localidad de Madaya si no son evacuados para que se les brinde atención médica de emergencia.

"Están atrapados en Madaya, necesitan de forma desesperada una evacuación médica urgente y la ONU está lista para hacerlo. Los que controlan el acceso a ellos son (la milicia) Hézbola y el Gobierno", precisó.

"Debe hacerse antes de que sea demasiado tarde", advirtió De Mistura, quien también mencionó dos casos similares en el pueblo de Fua, a quienes el Movimiento Islámico de los Libres de Sham (grupo islamista rebelde) impide la evacuación.