La ONU asistirá a los 5.000 refugiados sirios en Líbano que acogerá Alemania

internacional

| 03.09.2013 - 12:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) será el organismo de la ONU encargado de prestar asistencia médica y orientación a los 5.000 exiliados sirios en el Líbano, a los que Alemania ha ofrecido asilo temporal. La OIM ya ha comenzado a realizar exámenes médicos y ofrecer clases de orientación cultural e idiomas a un primer grupo de 109 refugiados sirios en el Líbano, que serán trasladados a mediados de este mes de septiembre desde Beirut a Hannover, según ha informado hoy en Ginebra su portavoz Jumbe Omari Jumbe.

Estos 109 exiliados forman parte de un grupo de 4.000 que el Alto Comisariado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha identificado como los más vulnerables y que serán trasladados en diversas fases a Alemania a lo largo del próximo año. A esta cifra hay que sumar, un grupo adicional de 1.000 exiliados sirios con familiares en Alemania, a los que también se les ha ofrecido asilo en las mismas condiciones.

Según ha avanzado el portavoz de la OIM, un grupo de escoltas médicos de este organismo viajará junto con los refugiados en el mismo vuelo para prestar ayuda a aquellos con necesidades especiales. Una vez en Hannover, los refugiados viajarán a un centro de acogida en Friedland durante seis semanas para recibir clases intensivas de orientación cultural, antes de ser realojados en diferentes puntos de Alemania, donde tendrán acceso a los servicios médicos y sociales, además de ayuda para el alquiler. El Gobierno alemán también facilitará condiciones que ayuden a su integración en la sociedad, como la escolarización de los menores que, en algunos casos, llevan dos años sin acudir a la escuela.

Unos 718.000 refugiados y desplazados han huido a Líbano desde Siria para escapar del conflicto armado que dura ya más de dos años y, desde la OIM advierten que, mientras las autoridades libanesas mantengan su política de fronteras abiertas, las necesidades humanitarias en la zona son cada vez más acuciantes y existe el riesgo de desestabilizar las comunidades locales.