La ONU analiza el conflicto de Siria en medio de tensiones entre EEUU y Rusia

Tras suspender la ayuda por el ataque al convoy humanitario, Ban Ki-moon dice que las potencias "tienen sangre en las manos"

Mueren tres niños tras estallar una mina antipersona en una escuela de Manbij y cinco trabajadores sanitarios

internacional

| 21.09.2016 - 08:52 h
REDACCIÓN

La ONU se volcará este miércoles de lleno para intentar destrabar la búsqueda de soluciones para la guerra en Siria con una reunión del Consejo de Seguridad que se desarrollará en medio de un incremento de las tensiones entre EE.UU. y Rusia.

Estos dos países, claves para definir un final en el conflicto armado de Siria, llegan a esa reunión en medio de un cruce de críticas por acciones armadas que se han desarrollado en territorio sirio en las últimas fechas.

Las tensiones se elevaron el pasado fin de semana, cuando Rusia acusó a Estados Unidos de bombardear una posición del Ejército sirio, en una acción en la que perecieron 62 militares de ese país y que el Pentágono cree que se trató de un ataque por error.

Y el pasado lunes, una veintena de civiles murieron al ser atacado un convoy de la ONU en la región de Alepo, y en esta ocasión fue Estados Unidos quien acusó a Rusia o Siria de estar detrás de esta acción armada.

MUEREN TRES NIÑOS EN SU ESCUELA POR UNA MINA Y 5 SANITARIOS

Mientras la violencia en Sirira no se detiene y este miércoles tres niños han muerto tras estallar una mina antipersona en una escuela de la localidad siria de Manbij, ubicada en la provincia de Alepo (norte). La mina, supuestamente colocada por miembros del grupo yihadista Estado Islámico, ha estallado en la escuela Saif al Daula, que había sido abierta dos días antes. Activistas sirios han detallado que las víctimas mortales son Emad al Jadou, de diez años de edad, Mostafá Alí al Hauran, de doce años, y Hasán Osman Naasan, de diez años.

También han muerto cinco trabajadores sanitarios de un centro de asistencia médica en el sur de la provincia norteña siria de Alepo murieron anoche en un bombardeo de aviones no identificados, informó hoy su organización y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.La Unión de Atención Médica y Organizaciones de Asistencia señaló en su página de Facebook que cinco empleados de esa instalación sanitaria en el pueblo de Jan Tuman, en el sur de Alepo, perdieron la vida durante un ataque.

Por otra parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha denunciado que el grupo yihadista ha crucificado a tres civiles en la ciudad de Raqqa, capital siria de su 'califato', tras condenarles por "sacar a ciudadanos del territorio del Estado Islámico".

LIMAR ASPEREZAS

Mientras EE.UU. y Rusia intentaron limar asperezas este martes en una reunión del Grupo Internacional de Apoyo a Siria (ISSG, en inglés), y al final de la reunión se acordó tratar de mantener vivo un alto el fuego en ese país.

El conflicto se lleva de nuevo este miércoles a la mesa de consultas de Consejo de Seguridad, en una de las reuniones claves coincidiendo con los debates de alto nivel que comenzaron este martes en la Asamblea General, y que continuarán hoy. En esa reunión del Consejo presentará un informe el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, así como el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon. Aunque, en principio, la reunión será a nivel ministerial, es posible que participe el primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, cuyo país preside este mes ese órgano de decisiones de la ONU.

Estados Unidos estará representado por el titular del Departamento de Estado, John Kerry, y Rusia por el ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov. El conflicto sirio ha ocupado gran parte de los discursos que pronunciaron los gobernantes en la primera sesión de la Asamblea General, con llamamientos firmes de parte del secretario general de la ONU.

UN DURO DISCURSO

la ONU suspendió todas las operaciones de asistencia en Siria tras el ataque del lunes contra un convoy humanitario en la región de Alepo, agresión que el Movimiento Internacional de la Cruz Roja definió como un atentado a la humanidad.

"Por ahora no tenemos una visión global de lo que pasó, pero se ha tomado la decisión de que todas las operaciones humanitarias de convoyes sobre el terreno quedan suspendidas por el momento", afirmó Jens Laerke, portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

En Nueva York, el secretario general de la ONU, con un lenguaje inusualmente contundente, criticó a las potencias que "siguen alimentando la maquinaria de guerra" en Siria y que tienen "sangre en sus manos".

"Hoy en esta sala hay representantes de Gobiernos que han ignorado, facilitado, financiado, participado o incluso planeado y ejecutado atrocidades infligidas por todas las partes del conflicto sirio contra civiles", denunció Ban en su discurso. Ban se dirigió en esos términos, poco habituales para él, al abrir la Asamblea General, un foro por el que pasarán más de un centenar de jefes de Estado y de Gobierno y otros altos funcionarios hasta el próximo lunes.

CRÍTICAS A RUSIA

En la primera jornada, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, criticó la influencia que está ejerciendo Rusia en el conflicto sirio y el apoyo que está prestando al régimen de Bachar al Asad. "Estamos viendo cómo Rusia trata de recuperar su gloria perdida a través de la fuerza", dijo Obama.

En cuanto a los debates de la Asamblea General, se espera que este miércoles sea el turno de los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Colombia, Juan Manuel Santos, y Chile, Michelle Bachelet, entre otras personalidades.