La ONU alerta de que la escasez de agua en Trípoli sigue siendo un problema "grave"

internacional

| 03.09.2011 - 17:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La escasez de agua en Trípoli y en las áreas colindantes permanece siendo un problema "grave", aunque no "crítico", según ha asegurado este viernes el coordinador humanitario de la ONU para Libia, Panos Moumtzis.

"El problema más inmediato es la cuestión del agua", ha afirmado Moumtzis. "La situación, por el momento, (...) sigue siendo seria, pero quiero aclarar que no es crítico", ha apostillado.

Moumtzis ha insistido en que Naciones Unidas está trabajando en soluciones provisionales, en un contexto en el que los habitantes de Trípoli están sufriendo cortes de suministro eléctrico y de agua a pesar de la relativa vuelta a la normalidad tras la salida del líder libio, Muamar Gadafi, de la capital del país.

El coordinador humanitario de la ONU para Libia ha atribuido la falta de agua en Trípoli y en las áreas adyacentes --que cuenta con una población cerca a los cuatro millones de personas-- a un problema técnico con los pozos que proveen de agua a la red de canales subterráneos. Como consecuencia, ha precisado, "580 pozos fueron clausurados". Además, "existen informes que alertan de una posible inseguridad en las áreas de donde procede el agua", ha apuntado.

Un equipo de ingenieros se ha desplazado a estas zonas para reparar los problemas y "30 pozos ya han comenzado a funcionar de nuevo", aunque Moumtzis ha subrayado que es urgente encontrar una solución final para esta cuestión.

Asimismo, se ha trazado una red de distribución de agua hacia los barrios más pobres a través de las mezquitas y de la reactivación de aquellas perforaciones acuíferas realizadas en el marco del gran proyecto de distribución de agua emprendido por Gadafi conocido como Great Man-Made River --el gran río construido por el hombre-- y ya han reanudado su actividad las dos plantas embotelladoras más grande de Libia.

De acuerdo con Moumtzis, once millones de litros de agua embotellada han sido importados a Libia. De hecho, el pasado jueves, un barco arribó en el puerto de Trípoli con un cargamento de 500.000 toneladas de agua y otra embarcación con tres millones de toneladas está de camino procedente de Grecia.

No obstante, un informe crisis divulgado este jueves por la oficina humanitaria de la Unión Europea indica que Trípoli dispone de crudo suficiente a corto plazo y que alimentos comienzan a llegar, si bien