La ola de frío en China paraliza parte de la red de carreteras en sur del país

internacional

| 03.01.2011 - 15:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La ola de frío que afecta actualmente a la mayor parte de China paralizó numerosas autopistas y carreteras, especialmente en el sur del país, bloqueando a miles de conductores, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

En la provincia de Guizhou, en el centro sur del país, la mayoría de las autopistas fueron cerradas, lo que dejó atascadas a 18.000 personas, según las autoridades de gestión del transporte provincial.

Ante el caos creado, el gobierno provincial ha enviado personal de emergencia para evacuar a los conductores bloqueados en la carretera y llevarlos a localidades cercanas, a la espera que las carreteras se reabran. También se han enviado alimentos, mantas, abrigos y agua para los que permanecen en los atascos.

El caos en Guizhou ha afectado a provincias vecinas, como Hunan, donde el corte de la autopista que une a ambos territorios ha causado el bloqueo de más de 6.000 conductores y pasajeros, que han sido trasladados ha la localidad de Xinhuang hasta que la situación se normalice.

Los problemas de transporte podrían incluso empeorar, ya que las previsiones meteorológicas señalan que la ola de frío se recrudecerá en los próximos días y llegarán fuertes nevadas a las provincias afectadas.

No obstante, los expertos opinan que la situación aún no es tan grave como la del invierno de 2008, cuando otra ola de frío en la misma zona paralizó los transportes de la mitad sur del país y el suministro energético, precisamente en la época de las festividades del Año Nuevo Lunar, en la que millones de personas viajan para reunirse con sus familias.

Para los próximos días, se espera que la ola de frío baje más las temperaturas con fuertes vientos, especialmente en el noroeste de China y la meseta tibetana.

Además, se esperan nevadas en esas zonas y en numerosos puntos de las cuencas de los principales ríos del país, el Yangtsé y el Amarillo.