La NSA hackeó los servidores de Google y Yahoo para robar datos y espío el Cónclave

La NSA envía diariamente millones de registros de las redes internas de Yahoo y Google a su sede

EE.UU. ha asegurado a la ONU que no espía sus comunicaciones

Una revista italiana asegura que EE.UU espío a Bergoglio antes del cónclave que le eligió Papa

internacional

| 30.10.2013 - 19:51 h
REDACCIÓN

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense se infiltró en centros de datos de Google y Yahoo en todo el mundo y recopiló así cientos de millones de cuentas de usuarios, según publica hoy el diario The Washington Post. El Post cita como fuente documentos pertenecientes al ex analista de la NSA Edward Snowden, actualmente asilado en Rusia.

De acuerdo con un registro secreto fechado el 9 de enero de 2013, la NSA envía todos los días millones de registros de las redes internas de Yahoo y Google a su sede en Fort Meade, a las afueras de Washington.

En un periodo de 30 días la NSA procesó más de 181 millones de nuevos registros, que incluyen desde información sobre el emisor o destinatario de un correo electrónico hasta datos sobre su contenido.

La herramienta principal de la NSA para llevar a cabo esa recolección de datos es un proyecto denominado "MUSCULAR", operado conjuntamente con el centro de escuchas británico GCHQ, según la información del Post.

Desde puntos no revelados, la NSA y el GCHQ copian los flujos de datos que transitan por los cables de fibra óptica que trasmiten información entre los centros globales de datos de Google y Yahoo.

Amparadas por la ley, la NSA y el FBI ya recaban datos directamente de los servidores de empresas como Microsoft, Yahoo, Google y Facebook a través del programa PRISM para espiar contactos en el extranjero de sospechosos de terrorismo.

Funcionarios de la Casa Blanca y de la oficina del Director Nacional de Inteligencia, James Clapper, se negaron a confirmar la supuesta infiltración de las redes de Google y Yahoo por parte de la NSA.

Mientras, en un comunicado Google dijo estar "preocupado" por las denuncias de que se ha interceptado el tráfico entre sus centros de datos y sostuvo no ser "consciente" de esa actividad. "Durante mucho tiempo hemos estado preocupados por la posibilidad de este tipo de espionaje", subrayó Google.

Por su parte, una portavoz de Yahoo comentó que la empresa lleva a cabo un "estricto control" para proteger sus centros de datos y que no ha dado acceso a ellos "a la NSA ni a ninguna otra agencia" del Gobierno estadounidense.

SEGUN UN SEMANARIO ITALIANO, EE.UU ESPIÓ EL CONCLAVE QUE ELIGIÓ PAPA

La Agencia Nacional de Seguridad de EE. UU. (NSA) espió las conversaciones telefónicas en Ciudad del Vaticano y también las que se produjeron en la residencia donde se alojó el cardenal argentino Jorge Bergoglio, antes del cónclave que le eligió papa, según el próximo número del semanario italiano "Panorama".

Según el semanario que cita documentos que manejaría el extécnico informático de la CIA Edward Snowden, entre las 46 millones de conversaciones telefónicas que se dice que la NSA interceptó en Italia, muchas de ellas se localizaban en Ciudad del Vaticano.

"Panorama", que ha adelantado un parte de la información que publicará en su número a la venta el próximo viernes, habla de un periodo desde el 10 de diciembre de 2012 hasta el 8 de enero de 2013, pero "que se sospecha" que el espionaje continuó tras conocerse el anuncio de la renuncia al pontificado del papa Benedicto XVI, que se hizo efectiva el 28 de febrero.

El semanario de información general añade que el espionaje duró durante todo el cónclave para elegir al nuevo papa.

Entre las conversaciones escuchadas estaban -agrega la revista- las que se producían en la Domus Internationalis Paolo VI de Roma, la residencia donde se alojó el entonces arzobispo de Buenos Aires, Bergoglio, antes de que comenzase el cónclave que le eligió papa el 13 de marzo de 2013.

La publicación recuerda que el nombre del ahora papa Francisco ya había surgido en los documentos filtrados por el portal WikiLeaks de Julian Assange. WikiLeaks desvelaba despachos de los servicios secretos estadounidenses en los que se hablaba de Bergoglio como uno de los papables en el cónclave de 2005, así como otros documentos fechados en 2007 que relataban su "mala relación" en Argentina con el presidente Nestor Kirchner.

Además, entre los espiados se encontraría el presidente del Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido como el Banco del Vaticano, el alemán Ernst von Freyberg, que fue nombrado en febrero de 2013 por Benedicto XVI tras los escándalos que salpicaron a su predecesor.

"Panorama" explica que las llamadas captadas en el Vaticano se archivaban bajo cuatro clasificaciones: "Leadership intentions" (Intenciones de liderazgo), "Threats to financial system" (Amenazas al sistema financiero), "Foreign Policy Objectives" (Objetivos de política exterior) y "Human Rights" (Derechos Humanos).

Preguntado sobre esta información, el portavoz de la oficina de prensa del Vaticano, Federico Lombardi, afirmó que no tiene información sobre este asunto y añadió que no tienen "ninguna preocupación al respecto".

EE.UU ASEGURA A LA ONU QUE NO ESPIA SUS COMUNICACIONES

En medio de este clima de sospechas, las autoridades de Estados Unidos han asegurado a la ONU que no espía ni espiará sus comunicaciones, aunque no han dicho nada sobre una posible vigilancia en el pasado, según dijo hoy el portavoz jefe de la organización, Martin Nesirky.

"Las autoridades estadounidenses han dado garantías de que las comunicaciones de la ONU no están y no serán controladas", afirmó Nesirky en una conferencia de prensa.