La nave china se acopla al módulo experimental que se convertirá en la estación espacial

internacional

| 18.06.2012 - 12:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La nave espacial china Shenzhou 9,que fue lanzada el pasado viernes, ha llegado este lunes a su destino, el módulo espacial experimental Tiangong 1 que el país convertirá en los próximos años en su estación espacial. Se trata de la primera vez que China es capaz de transferir astronautas en órbita entre dos embarcaciones.

El acoplamiento se ha producido a las 08.00 horas (hora española) y dos horas más tarde los tripulantes, entre ellos la primera mujer china en el espacio, han podido acceder al módulo espacial. Todo el proceso ha sido retransmitido en directo por la televisión nacional china.

Los astronautas comienzan así su misión, que tiene una duración de trece días, en la que tendrán que dormir a bordo del Tiangong, en tiene una bicicleta estática y una cabina de video teléfono. Según explica la agencia de noticias Xenhua, el principal objetivo de este viaje es que el país adquiera las habilidades tecnológicas y logísticas necesarias para poder poner en marcha un laboratorio espacial completo, similar a la Estación Espacial Internacional (ISS). Así, la agencia explica que el encuentro y el acoplamiento entre la nave en la que viaja la

tripulación y el módulo ha sido un paso muy importante para la agencia espacial china que aún está lejos de ponerse al día en esta materia, en relación a potencias espaciales como pueden ser Estados Unidos y Rusia.

El Gobierno chino ha querido realizar esta misión de acoplamiento para mostrar su "destreza" y el "crecimiento" que China puede tener en el sector espacial "a pesar de las restricciones presupuestarias", indica Xinhua.

El país asiático ha realizado una misión tripulada el mismo año en que Estados Unidos ha anunciado que no pondrá a prueba un nuevo cohete para llevar a astronautas al espacio hasta el año 2017, y Rusia ha dicho que las misiones tripuladas ya no son una prioridad. Del mismo modo, China ha anunciado que planea una 'visita' a la luna, sin tripulación, en los próximos años.