La Justicia egipcia ordena bloquear los fondos de varios líderes islamistas

Mursi, protestas

internacional

| 14.07.2013 - 18:32 h
REDACCIÓN
Más sobre: EgiptoSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El fiscal general de Egipto, Hisham Barakat, ordenó hoy congelar temporalmente los fondos de más de catorce dirigentes de los Hermanos Musulmanes, de grupos salafistas y del radical Gamaa al Islamiya.

Entre los líderes afectados por esta decisión destaca el guía espiritual de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, y el presidente del brazo político de la organización, el Partido Libertad y Justicia (PLJ), Saad Katatni.

Según la agencia oficial Mena, el Ministerio Público adoptó esta resolución en el curso de investigaciones por varios sucesos violentos ocurridos en El Cairo desde el golpe de Estado que depuso al islamista Mohamed Mursi el pasado 3 julio.

Los sucesos citados enfrentaron a islamistas partidarios de Mursi con miembros de las fuerzas de seguridad o con opositores al depuesto presidente.

Estos enfrentamientos se registraron en la sede de la Guardia Republicana, donde murieron al menos 51 personas hace una semana, la plaza de la Universidad de El Cairo y los alrededores de la sede de los Hermanos Musulmanes y del palacio presidencial de Itihadiya.

Otros líderes cuyos fondos la Fiscalía ordenó bloquear hoy son el "número dos" de la Hermandad, Jairat el Shater, el vicepresidente del PLJ, Esam al Arian, y los destacados miembros del grupo Mohamed el Beltagui y Safwat Higazi.

También se ven afectados por esta decisión Tarek al Zumur, presidente del Partido Construcción y Desarrollo, brazo político de Gamaa al Islamiya, el dirigente del islamista Al Wasat, Esam Sultan, y el líder salafista Hazem Abu Ismail.

La Fiscalía pidió al ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, y a los responsables de los Servicios Secretos y de la Seguridad del Estado que investiguen los sucesos e identifiquen a los culpables.

Ayer, la Fiscalía informó de que ha comenzado a investigar las denuncias presentadas contra Mursi y los dirigentes islamistas por su supuesto trato con sectores extranjeros para dañar el interés nacional del país y el asesinato de manifestantes.

La Fiscalía emitió, además, el pasado miércoles una orden de detención contra Badía, Al Arian, El Beltagui e Higazi por incitar a la violencia frente a la sede de la Guardia Republicana.