La Junta militar egipcia da un plazo de 10 días para estudiar enmiendas a la Constitución

internacional

| 15.02.2011 - 19:32 h
REDACCIÓN
Más sobre: EgiptoSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La junta militar que gobierna Egipto ha dado un plazo de diez días para que concluya sus trabajos un comité de juristas creado hoy para estudiar enmiendas a la Constitución, antes de celebrar un referéndum para modificar la carta magna.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de Egipto emitió hoy un decreto, publicado en la agencia de noticias estatal Mena, en el que establece ese plazo y nombra al ex vicepresidente del Consejo de Estado Tarek al Beshri como presidente del comité de reforma constitucional.

La comisión, integrada por ocho juristas, tiene como misión elaborar un informe técnico para enmendar cinco artículos de la Constitución y derogar el 179, reformado en el 2007 para abrir una "puerta trasera" a la Ley de Emergencia vigente en el país desde hace tres décadas.

Los artículos constitucionales a modificar son el 76, que establece los requisitos para ser candidato presidencial; el 77 sobre el número de mandatos del presidente y el 88, que trata de la supervisión judicial de las elecciones.

Además, también se quiere enmendar el 93, que habla de la validez de los miembros de la Asamblea del Pueblo, y el 189, sobre la introducción de enmiendas a la Constitución por parte del presidente o de la cámara baja del Parlamento.

El comité de juristas se encargará además de analizar las modificaciones a las leyes que sean necesarias para enmendar los artículos de la carta magna.

En declaraciones a Efe, uno de los miembros de la comisión, Sobhi Saleh, ex diputado del grupo Hermanos Musulmanes, explicó que "el Consejo Superior de las Fuerzas Armadas ha propuesto que se reformen estos artículos, se los ha pasado al comité para que los estudie y le ha dicho que añada lo que crea necesario".

Si lo desea, "el comité puede agregar otros artículos (para enmendar), además de encargarse del informe técnico", agregó Saleh, que fue miembro de la comisión legislativa y constitucional del Parlamento entre el 2005 y el 2010.

"Una vez que lo termine, el comité presentará el informe al Consejo Superior de las Fuerzas Armadas para que lo apruebe -siguió Saleh-. Entonces el presidente del Consejo convocará a los ciudadanos para refrendar los artículos propuestos y habrá una votación", cuyo resultado se anunciará en dos meses desde ahora.

El jurista explicó que en ese referéndum los egipcios podrán votar presentando la tarjeta de identidad, algo inédito hasta ahora, ya que antes quien quería ejercer su derecho al voto debía solicitar un carné especial para hacerlo.

Saleh apuntó que la primera reunión del comité de reforma constitucional se celebrará mañana a las 10.00 hora local (08.00 hora GMT) y afirmó que la junta militar les ha dado libertad para trabajar.

Además de Saleh y Al Beshir componen el comité los profesores de derecho constitucional Atef al Banna, Hasanein Abdel Aal y Mohamed Bahi Yunes, y los magistrados Mahi Sami, Hasan al Badrawi y Hatem Bagato.

Este comité es uno de los órganos claves creados por los gobernantes militares de Egipto para cumplir con las demandas de la revolución que acabó el viernes pasado con el régimen de Hosni Mubarak, que estuvo en el poder desde 1981.

La junta militar se ha comprometido a un proceso de transición de seis meses o hasta que queden constituidas las autoridades que surjan en comicios parlamentarios y presidenciales.

Antes de llegarse a esa situación, debe modificarse el esquema legal para asegurar que los comicios sean limpios y con suficientes garantías para una participación sin limitaciones.

Días antes de su caída, Mubarak ya dejó la puerta abierta a la reforma de la Constitución y anunció la formación de otro comité para reformarla, que quedó invalidado tras la caída del presidente