Berlusconi será juzgado por prostitución de menores y abuso de poder

Una jueza del Tribunal de Milán le ha convocado para el 6 de abril a las 9,30

La oposición de izquierda italiana pide su dimisión

internacional

| 15.02.2011 - 11:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una jueza del Tribunal de Milán decidió hoy el envío a juicio inmediato para el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, por supuestos delitos de concusión e incitación a la prostitución de menores en el llamado caso Ruby, la joven marroquí que acudió a sus fiestas cuando era menor de edad.

Según informó el Tribunal de Milán en un comunicado de prensa, el juicio comenzará el próximo 6 de abril a las 9.30 hora local (08.30 GMT) ante tres magistradas de la Corte milanesa, en la que Berlusconi tiene pendientes dos procesos más, así como una audiencia preliminar.

"La jueza para las investigaciones preliminares Cristina di Censo ha depositado el decreto, con el que se dispone en virtud de los artículos 453 y siguientes del código del procedimiento penal, el juicio inmediato a cargo del honorable Silvio Berlusconi por los delitos de concusión y prostitución de menores", reza el comunicado.

La hipótesis de delito de concusión (una acción de abuso de poder) esgrimida por la Fiscalía se centra en la llamada telefónica de Berlusconi el 27 de mayo de 2010 por la noche a funcionarios de una comisaría de Milán para exigirles que dejaran en libertad a Ruby, detenida por un pequeño robo, y se la entregaran a la consejera de Lombardía Nicole Minetti, alegando que era la sobrina del entonces presidente egipcio Hosni Mubarak.

PROSTITUCIÓN DE MENORES

En cuanto a la incitación a la prostitución de menores, se centra en la presencia misma de la joven en ocho ocasiones en la mansión de Berlusconi de Arcore (próxima a Milán), donde la chica asegura que siempre dijo tener 24 años, aunque tenía 17 en realidad, y en las que la Fiscalía cree que hubo encuentros sexuales con el mandatario.

La jueza Di Censo indica al Ministerio del Interior italiano y a la propia Ruby como partes damnificadas, respectivamente, por la supuesta concusión y prostitución de menores cometidas por Berlusconi, cuyo sumario fue separado del general del caso, en el que figuran la propia Minetti, el representante de famosos Lele Mora y el director de informativos del canal Rete Quattro, Emilio Fede.

En una primera reacción recogida por los medios de comunicación italianos, el abogado de Berlusconi, Piero Longo, asegura que no se esperaban "nada distinto" a la decisión anunciada este martes.

OTRO CASO PENDIENTE

Berlusconi tiene pendiente ante el Tribunal de Milán el llamado caso Mills, en el que se le acusa de corrupción en acto judicial y que se reanudará el próximo 11 de marzo, así como el proceso Mediaset, en el que el primer ministro está imputado por un supuesto fraude fiscal y que retomará las vistas el próximo 28 de febrero, tras ser suspendidos ambos por un escudo judicial ahora invalidado.

En fase de audiencia preliminar se encuentra el caso Mediatrade, que fue también suspendido en base al último escudo judicial del mandatario invalidado el pasado enero por el Tribunal Constitucional y en el que se debe decidir ahora si se juzga a Berlusconi por supuesta apropiación indebida y fraude fiscal.

LA OPOSICIÓN PIDE SU DIMISION

Los partidos de oposición de izquierda pidieron su dimisión. "Pedimos su dimisión porque es una situación insostenible", dijo hoy el secretario del Partido Demócrata (PD), Pier Luigi Bersani.

"No nos ocupamos de delitos -afirmó- porque esto es labor de la magistratura, ni nos ocupamos de los pecados porque de ellos se ocupa la Iglesia. Nos ocupamos de Italia y no queremos que Italia esté a la deriva".

Por su parte, la vicepresidenta de la Asamblea Nacional del PD, Marina Sereni, se preguntó: "¿Qué debe ocurrir ahora para que Berlusconi dimita?".

Agregó que "tras la decisión de los jueces de proceder por el rito inmediato contra el presidente del Consejo (de Ministros) por los delitos de concusión y prostitución de menores es indispensable una gesto de seriedad ante Italia y el mundo".

En la Cámara de los Diputados, el portavoz del PD, Dario Franceschini, señaló que "no juzgamos el asunto penal de Berlusconi, pero decimos: ¡Ahora basta!, el presidente del Consejo debe actuar como cualquier político de cualquier parte del mundo, dimitir, presentarse ante los jueces y defenderse si está convencido de que está siendo perseguido".

También fue duramente criticado el ministro de Justicia, Angelino Alfano, quien pidió hoy que se aplique la presunción de inocencia al primer ministro.

En un comunicado de Italia de los Valores, el magistrado Antonio Di Pietro tachó las palabras de Alfano de "gravísimas" y "subversivas".

"Los jueces están sujetos sólo a la ley y no al primer ministro y, además, la obligatoriedad de la acción penal todavía no ha sido abolida", refiere la nota.

El ministro de Justicia dijo: "¿Todos los investigados son culpables y tienen que dar un paso atrás? El presidente del Gobierno tiene una importante tarea encomendada por los italianos, un mandato que no ha surgido ocasionalmente, sino que ha sido confirmado en, al menos, tres ocasiones en las últimas elecciones".

Alfano indicó que "evidentemente" la jueza Cristina di Censo, quien dispuso hoy el envío a juicio de Berlusconi por el caso de la joven marroquí que acudió a sus fiestas cuando era menor, no ha tenido en cuenta esa legitimidad parlamentaria y popular.