La huelga en Portugal irregular en colegios, comercio y servicios estatales

internacional

| 14.11.2012 - 13:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La huelga general que vive hoy Portugal afecta de forma irregular a los colegios y los servicios estatales, se siente con fuerza en el transporte público y poco en los comercios, según fuentes sindicales y medios de comunicación.

La agencia Efe constató largas colas en las paradas de autobuses de Lisboa, cuyas estaciones de metro están cerradas, y muy poca actividad en las principales terminales de pasajeros de la ciudad, como la de Cais de Sodré, en la que apenas se registraba movimiento de barcos y no operaban los trenes.

En cambio los comercios de la capital parecían poco afectados por un paro que la Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGTP, comunista), el mayor sindicato luso, ha considerado ya un éxito en sus primeras horas.

En Oporto, los transportes disponían de más servicios mínimos que en Lisboa, pero tanto en esa ciudad como en los principales núcleos urbanos del país la circulación de autobuses era muy irregular, según diversos medios lusos, y la mayoría de las conexiones ferroviarias estaban interrumpidas.

En los servicios municipales y estatales, como los tribunales, puntos de atención al ciudadano y oficinas ministeriales, la incidencia de la huelga era "considerable", según los sindicatos de funcionarios, pero se registraba actividad.

También los centros educativos de la región capital y de las mayores ciudades del país se veían afectados de forma irregular por la protesta y en algunos institutos de Lisboa se advertía falta de alumnos más que de profesores, según testimonios emitidos por los canales de la televisión lusa.

Como es tradicional en Portugal, el Gobierno no ha hecho comentarios ni ha facilitado datos sobre la incidencia de la huelga, la tercera en un año, convocada por la CGTP para repudiar la política de austeridad del primer ministro conservador, Pedro Passos Coelho.

El paro no ha registrado incidentes salvo altercados entre la Policía y piquetes que promovían la huelga en estaciones de autobuses de Lisboa, en las que se produjo, según fuentes extraoficiales, una detención.