La 'guerra fría' entre Melania y Trump, ¿un asunto de estado?

internacional

| 11.02.2018 - Actualizado: 21:53 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

En Estados Unidos, los medios de comunicación están preocupados por la relación entre el Presidente y la Primera Dama. Sospechan que la relación es tensa y que podría estar afectando al gobierno de Trump e incluso a la imagen de Estados Unidos.

El público distanciamiento en el matrimonio Trump preocupa en EE.UU. El New York Times o el Washington Post han expresado su inquietud ante la mala imágen que refleja del país la aparente crisis de la pareja.

EE.UU. valora sobremanera la imágen, y exige de sus presidentes que sea inmaculada. La portavoz de la Primera Dama ha tenido que salir al paso de los rumores: "no hay crisis", dice, pero pocos se lo creen.

En público, Melania Trump lleva semanas sin disimular ese distanciamiento, desde que se supo que Stormy Daniels, actriz porno, recibió 130.000 dólares del abogado de Trump para callar sobre una relación que mantuvo con el presidente recien casado.

Además, corre el rumor de que trump mantiene actualmente una relación extramatrimonial con Nikki Haley, embajadora estadounidense en la ONU. Ella lo ha negado.

Regreso de una visita oficial a Ohio. Melania retira la mano cuando su marido intenta cogérsela. Discurso del Estado de la Unión. Acude por su cuenta, mientras Trump es agasajado hasta el paroxismo por los suyos, Melania apenas aplaude, seria y fría. Primer año de presidencia. Trump acude solo a la fiesta. Ella se retrata junto a un fornido asoldado.

Su actitud es ahora más evidente, pero ha sido habitual en el último año. Mayo en israel. Rechaza la mano de su marido en presencia de Netanyahu. Acto con simpatizantes en Florida. Trump coge a su mujer del brazo para animarla. El gesto de Melania es elocuente.

La actitud de Donald Trump ayuda más de una vez ha obligado prácticamente a su mujer ha hablar en público, a pesar de la evidente resistencia de ella.

Incluso el día de la jura, Trump se adelantó a todos al entrar en la casa blanca. Tuvo que ser Obama quien cortesmente cediera el paso a Melania.