La familia de un joven marroquí fallecido dice que murió por las heridas sufridas en una protesta

internacional

| 03.06.2011 - 13:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La familia del joven activista, Kamal Amari, que murió ayer en el hospital Mohamed V de Safi (350 kilómetros al sur de Rabat), asegura que su hijo falleció por las heridas sufridas durante una carga policial para sofocar una protesta y no por un paro cardíaco, como asegura la versión oficial.

En un comunicado emitido hoy, la familia de Amari, de 30 años, señala que "nuestro hijo no padecía ninguna enfermedad y estaba en buen estado de salud, pese a lo que difundió la agencia oficial de noticias MAP", que ayer atribuyó el fallecimiento a un paro cardíaco debido a una neumonía.

"La familia del mártir Kamal Amari (activista en el Movimiento 20 de Febrero y de la organización islamista Justicia y Caridad), condenamos la represión terrible ejercida el domingo pasado por agentes de seguridad contra nuestro hijo", añade el comunicado.

La familia explicó que la carga policial causó a Amari "lesiones graves en todas las partes del cuerpo, sobre todo en la cabeza, en los ojos y en una rodilla".

Según ellos, "las fuerzas de seguridad tienen plena responsabilidad en la muerte de nuestro hijo y reclamamos que los autores sean juzgados".

Pese a las versiones de organizaciones de derechos humanos que aseguran que el activista murió por las heridas sufridas, el director de Comunicación en el Ministerio del Interior, Mohamed Jabachi, dijo ayer a Efe que Amari "ingresó en el hospital después de sufrir problemas respiratorios y falleció después a causa de un paro cardiaco".

Por su parte, el fiscal ante el Tribunal de Primera Instancia de Safi ordenó una autopsia y la apertura de una investigación para aclarar las causas de la muerte.

El Movimiento 20 de Febrero acusó en los últimos días a las autoridades marroquíes de recurrir a la "represión" y a la "propaganda mediática" para frenar las protestas.

Durante el pasado mes de mayo, las fuerzas del orden marroquíes dispersaron con violencia las manifestaciones convocadas por el Movimiento 20 de Febrero, un hecho denunciado por la Comisión Europea (CE) y por algunas ONG como Amnistía Internacional.

El Consejo Nacional de Apoyo al Movimiento 20 de Febrero (CNAM20F), formado por un centenar de asociaciones pro reformas, denunció también "un giro represivo" de las autoridades contra las manifestaciones y convocó protestas nacionales el próximo domingo para condenar la violencia policial.