Aumentan a 63 los fallecidos en el incendio luso tras la muerte de un bombero

Unos 2.000 bomberos combaten el incendio en Portugal, que ha causado 62 muertes

Se incorpora a la labores el equipo especializado en catástrofes de Comunidad Madrid

internacional

| 19.06.2017 - 10:46 h
REDACCIÓN

El número de víctimas mortales que deja el incendio que arrasa desde el sábado el centro de Portugal aumentó hoy a 63 con la muerte de un bombero que se encontraba hospitalizado en estado muy grave en Coimbra.

El fallecimiento fue confirmado por el presidente de la Liga de los Bomberos portugueses, Jaime Marta Soares, que explicó en declaraciones a periodistas que la víctima, de 40 años, estaba casado y tenía un hijo.

El bombero, de la corporación de la localidad de Castanheira de Pera, tenía lesiones en el rostro y las vías aéreas "muy quemadas", y fue sometido a una intervención quirúrgica, pero no sobrevivió. Soares explicó que el bombero se desplazaba a la zona del incendio cuando su camión chocó con un vehículo de civiles y sufrió las lesiones que le causaron la muerte al intentar salvar a las víctimas, que estaban atrapadas en el coche en llamas.

El fallecido era uno de los cuatro bomberos que se encontraban en estado muy grave, a los que se suma otro en estado "grave" y dos civiles también heridos en estado grave. El incendio continúa activo con cuatro frentes en tres distritos del centro de Portugal, Leiria -el más afectado-, Castelo Branco y Coimbra.

FALTA DE VISIBILIDAD

La falta de visibilidad está impidiendo a los medios aéreos, algunos de ellos procedentes de España, actuar en las labores de extinción del incendio de Portugal, que cuenta con muchos focos activos de difícil acceso, indicó Protección Civil. "Los medios aéreos -entre ellos los internacionales- no tienen condiciones de seguridad para entrar en las zonas, no tienen visibilidad", declaró a periodistas el comandante de operaciones de los servicios de Protección Civil lusos, Elíseo Oliveira.

Oliveira confirmó que se mantiene la cifra de víctimas mortales en 62 personas y en otras 62 los heridos, dos de ellos graves, y actualizó el estado del trabajo contra el fuego en la zona. Una treintena de técnicos repartidos por diferentes zonas de la comarca lusa de Pedrógão da apoyo "psicosocial" a decenas de víctimas del incendio forestal que, desde que se declaró el pasado sábado, ha provocado 62 muertos y otros tantos heridos. Según explicaron fuentes de la Seguridad Social desplazadas hasta el lugar del suceso -en la región Centro de Portugal-, se han habilitado seis puestos de proximidad en los pueblos más afectados por las llamas. El objetivo es, en primer lugar, dar apoyo psicológico a las víctimas que han perdido algún familiar o que se han quedado sin casa donde dormir.

La lucha contra las llamas se centra ahora en los medios terrestres, que implican a más de 2.000 efectivos -100 de ellos españoles- en los distritos de Leiria, Castelo Branco y Coimbra, todos en el centro de Portugal. La situación en términos generales continúa desarrollándose "de forma favorable", dijo Oliveira, aunque es "difícil" avanzar por la diversidad de los numerosos focos activos.

"Hay muchas y diversas líneas de fuego con características diferentes", explicó el comandante, quien apuntó que llevará tiempo controlar estos fuegos, así como entrar en varias aldeas a las que actualmente es imposible acceder porque no se dan "las condiciones de seguridad".

También continúan siendo preocupantes las condiciones meteorológicas, que "pueden alterarse" en el centro de Portugal, donde se prevén para hoy altas temperaturas y vientos entre moderados y fuertes que pueden complicar las labores de extinción.

Por el momento solo permanece cortada al tráfico una carretera nacional, la 236, en tanto que el resto de la circulación en la zona se realiza sin restricciones.

El fuego que causó la tragedia en el centro de Portugal comenzó este sábado por el impacto de un rayo en un árbol seco y se expandió con una rapidez y violencia inusitada por los fuertes vientos y las temperaturas superiores a los 40 grados registrados ese día, según la versión que manejan las autoridades lusas.

RAJOY HABLA CON COSTA Y LE SUBRAYA DISPOSICIÓN DE ESPAÑA AYUDAR A PORTUGAL

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha explicado hoy que ayer habló con el primer ministro portugués, António Costa, y le transmitió la disposición de España a ayudar a Portugal tras el grave incendio ocurrido en el país, en el que han muerto más de sesenta personas. Rajoy ha señalado que ayer le dijo a Coste que "España estará siempre" con sus vecinos y "hermanos" portugueses y ayudará como ellos ayudan a este país "en momentos complejos".

LLEGA A PORTUGAL EL EQUIPO ESPECIALIZADO EN CATÁSTROFES DE COMUNIDAD MADRID

El equipo de Emergencia y Respuesta Inmediata de la Comunidad de Madrid (Ericam) que partió anoche a Portugal para apoyar las labores de extinción de los incendios que afectan al país vecino, ha llegado a las seis y media de la mañana a la ciudad de Castelo Branco.

Un portavoz de Emergencias 112 ha explicado que el equipo madrileño está a la espera de que le asignen la zona en la que van a realizar las tareas de emergencia, junto a otros equipos enviados por otras comunidades autónomas y desde diversos organismos en respuesta a la petición realizada por el país luso ante el Mecanismo Europeo de Respuesta ante catástrofes.

El convoy, en el que participan 28 bomberos y tres sanitarios, está formado por tres bombas forestales pesadas y otras tres ligeras, un vehículo de mando y de logística y abastecimiento de bomberos de la Comunidad de Madrid, así como una UVI móvil del SUMMA.