La esposa del rehén británico Alan Henning pide "clemencia" al Estado Islámico

Los Yihadistas difunden el tercer vídeo propagandístico de rehén británico

Su esposo, un taxista de 47 años de Salford fue capturado en diciembre cuando prestaba ayuda humanitaria en Siria

John Cantlie

internacional

| 30.09.2014 - 18:24 h
REDACCIÓN

Noticias relacionadas:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La esposa del británico Alan Henning, secuestrado en Siria por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), pidió hoy al grupo extremista que muestre "clemencia" y libere a su marido. "Pido al Estado Islámico que por favor le liberen, le necesitamos de vuelta en casa", dijo Barbara Henning en un mensaje televisado que divulgaron diversas cadenas británicas.

Su esposo, un taxista de 47 años de Salford (noreste de Inglaterra), fue capturado el pasado diciembre cuando prestaba ayuda humanitaria en Siria.

"Estoy segura que aquellos que quieren ser conocidos como un Estado actuarán como estadistas y mostrarán compasión y clemencia", indicó la esposa del secuestrado.

Barbara Henning agregó que "musulmanes de todo el mundo continúan cuestionando al Estado Islámico sobre el destino de Alan" y aseguró que continúa "tratando de comunicarse" con su marido.

Henning aparecía al final del vídeo que los yihadistas divulgaron a mediados de septiembre con la ejecución de otro cooperante británico, David Haines, el tercer rehén asesinado por los extremistas en las últimas semanas, junto con los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff.

La semana pasada, Barbara Henning recibió un mensaje de audio en el que su marido "suplica por su vida", según reveló el ministerio de Exteriores británico.

La esposa del rehén aseguró hoy que no ha tenido contacto con militantes del EI más allá de ese mensaje y subrayó que su familia y amigos están "terriblemente preocupados" por su seguridad.

"Algunos dicen que estaba en el sitio equivocado en el momento equivocado, pero Alan estaba haciendo trabajo voluntario con sus amigos musulmanes para ayudar a la gente de Siria, así que estaba en el sitio correcto haciendo lo que debía", señaló la mujer del británico retenido.

"No entendemos por qué aquellos que lideran el Estado Islámico no pueden abrir sus corazones y sus mentes a la verdad sobre los motivos humanitarios que llevaron a Alan a Siria", dijo Barbara Henning.

La esposa del rehén explicó la pasada semana que su marido "ha comparecido ante una corte de la Sharia y ha sido hallado inocente de ser espía".

"No sé porqué continúan ignorando el veredicto de su propio sistema de justicia", lamentó hoy.

"Alan, te echamos de menos y estamos terriblemente preocupados por tu seguridad, pero tenemos mucha esperanza gracias a los llamamientos que llegan de todo el mundo pidiendo tu liberación", añadió.