La cumbre de líderes logra un alto el fuego en Ucrania desde el 15 de febrero

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko: no fue nada fácil alcanzar el acuerdo

Merkel y Hollande agradecen a Putin que presionara a separatistas en Minsk

Rajoy considera el acuerdo de Minsk "un paso en la buena dirección"

internacional

| 12.02.2015 - Actualizado: 16:03 h
REDACCIÓN
Más sobre: UcraniaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente ruso, Vladímir Putin, anunció que se ha acordado un alto el fuego en el este de Ucrania desde las 0 horas del 15 de febrero (21.00 GMT del día 14). "Hemos llegado a un acuerdo sobre lo importante", dijo Putin, que compareció solo ante los periodistas en la cumbre de Minsk, en la que participaron también los líderes de Ucrania, Alemania y Francia.

El acuerdo para el alto el fuego es uno de los puntos del documento aprobado finalmente por los mandatarios tras 15 horas de arduas negociaciones, y que, según Putin, contempla un paquete de medidas para la aplicación de los acuerdos de Minsk firmados en septiembre de 2014.

Putin explicó que la demora en la conclusión de las negociaciones de Minsk se ha debido a que las autoridades de Kiev se niegan a mantener contactos directos con los separatistas prorrusos del este del país.

"Por cierto, hay que decir que el acuerdo ha sido tan largo de conseguir porque, desgraciadamente, las autoridades de Kiev hasta ahora se niegan a mantener contactos directos con los representantes de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk", señaló.

"A pesar de que no están reconocidas, hay que partir de la vida real, y si quieren conseguir un acuerdo duradero y construir unas relaciones hay que mantener contactos directos", agregó. Sin embargo, el documento ha sido firmado por los separatistas en el Grupo de Contacto para Ucrania, que es el único formato negociador en el que participan.

El líder del Kremlin también dijo que el acuerdo contempla la retirada del armamento pesado desde la actual línea en la que se encuentran las tropas ucranianas y desde las posiciones que ocupaban los rebeldes en el momento de los acuerdos de Minsk (de septiembre).

Desde entonces, los prorrusos han ganado cientos de kilómetros cuadrados de terreno, por lo que la zona sin armamento pesado será más amplia de lo que se acordó en su momento. "Partimos de la base de que todas las partes del conflicto ucraniano van a manifestar contención hasta el cese total de las hostilidades", subrayó Putin.

POROSHENKO: NO FUE NADA FÁCIL ALCANZAR EL ACUERDO

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, afirmó hoy que "no fue nada fácil" consensuar en la cumbre de Minsk el acuerdo para el alto el fuego y un arreglo pacífico al conflicto en el este ucraniano.

"No fue nada fácil, de hecho se nos plantearon todo tipo condiciones inaceptables: concesiones, retiradas", dijo el líder ucraniano a la prensa al término de una reunión de quince horas con los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Francia, Francois Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Subrayó que en las negociaciones de Minsk Ucrania "no cedió ante el ultimátum" e impuso su postura de que "el alto el fuego debe establecerse sin ningún tipo de condiciones previas".

MERKEL Y HOLLANDE AGRADECEN A PUTIN QUE PRESIONARA A SEPARATISTAS EN MINSK

La canciller alemana, Angela Merkel y el presidente francés, Francois Hollande, agradecieron al líder ruso, Vladímir Putin, que presionara a los separatistas prorrusos para que aceptaran el acuerdo alcanzado en la cumbre de Minsk.

"Al final el presidente Putin ejerció presión sobre los separatistas para que aceptaran declarar un alto el fuego desde la medianoche del domingo", dijo Merkel a medios alemanes antes de abandonar la capital bielorrusa.

Por su parte, en declaraciones a una televisión francesa, Hollande también "se mostró agradecido al presidente Putin por ejercer la debida presión sobre los separatistas".

Merkel destacó también que el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, "ha hecho todo para hacer posible que se ponga fin al derramamiento de sangre" en el Este de Ucrania. "No me hago ilusiones. Todavía hace falta muchísimo trabajo. Pero hay una posibilidad de que las cosas mejoren. No lo hemos logrado todo pero tenemos una esperanza para Ucrania y por ello para Europa", dijo.

La líder alemana, que estuvo reunida con sus colegas ucraniano, ruso y francés durante 15 horas en el Palacio de la Independencia de Minsk, advirtió que "todavía tenemos muchos obstáculos ante nosotros pero hay más esperanza que si no hubiéramos alcanzado nada". "Por eso podemos decir que la iniciativa ha merecido la pena", recalcó.

Al término de la cumbre, Putin anunció que se ha acordado un alto el fuego en el este de Ucrania desde las 00.00 horas del 15 de febrero (22.00 GMT del día 14). El documento, que fue firmado por los líderes de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, recoge un conjunto de medidas para la aplicación de los acuerdos de Minsk firmados en septiembre de 2014.

Putin reconoció que el acuerdo contempla la retirada del armamento pesado desde la actual línea del frente en la que se encuentran las tropas ucranianas y desde las posiciones que ocupaban los rebeldes en el momento de los acuerdos de Minsk (de septiembre).

Antes de la cumbre de Minsk, los negociadores rebeldes habían insistido en que no darían "ni un paso atrás" tras conquistar cientos de kilómetros cuadrados de territorio desde principios de enero.