La cumbre de la UE discutirá las propuestas alemanas de reforma económica

Su "Pacto por la competitividad" quiere coordinar las políticas económicas nacionales y sanear las cuentas públicas

Incluye prohibición de déficit excesivos, eliminar la indexación de salarios e inflación y armonización del impuesto de sociedades

internacional

| 03.02.2011 - 19:54 h
REDACCIÓN

Los líderes de la UE discutirán este viernes las propuestas alemanas para aumentar la competitividad y la credibilidad de la zona euro, en una cumbre en la que también tratarán las consecuencias de las revueltas populares en Egipto y otros países árabes. La canciller alemana, Angela Merkel lo dejaba claro en Madrid, tras su reunión con Rodríguez Zapatero: respaldo al euro, pero ha advertido de que además de solidaridad es necesario un "pacto de competitividad" y ha instado a la UE a dar "pasos importantes" antes de marzo.

Los líderes europeos discutirán las contraprestaciones exigidas por Berlín para aceptar un aumento del fondo de rescate de la zona euro, del que Alemania es el principal contribuyente. Bajo el nombre de "Pacto por la competitividad", las exigencias de Alemania buscan mejorar la coordinación de las políticas económicas nacionales y fomentar el saneamiento de las cuentas públicas.

Entre otras medidas, el pacto incluye un incremento de la edad de jubilación; una reforma de las constituciones nacionales para incluir la prohibición de déficit excesivos, la eliminación de las cláusulas de revisión salarial indexadas a la inflación y la armonización del impuesto de sociedades.

La negociación entre Alemania y Francia al respecto va ya avanzada, según las fuentes consultadas, como prueba el hecho de que París anunciara el miércoles su intención de introducir en la Constitución la prohibición de incurrir en déficit excesivos, aspecto que ya existe en Alemania.

Sin embargo, hay otros capítulos que gustan menos en Francia y también en España, donde el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ya ha afirmado que deben ser los agentes sociales los que discutan si los salarios deben estar ligados a la subida de los precios o a la productividad, como ha defendido la canciller alemana, Angela Merkel, en su visita a Madrid.

Este pacto por la competitividad se enmarca en el paquete de medidas más globales contra la crisis de la zona euro, y que incluye aumentar la capacidad de financiación y de los usos del fondo de rescate, un endurecimiento de la disciplina fiscal o la celebración de una nueva ronda de exámenes de solvencia al sector bancario.

Distintas fuentes han descartado que se vayan a producir acuerdos concretos durante esta cumbre, más allá de un compromiso sobre la necesidad de reforzar el fondo de rescate, asunto sobre el que existe consenso entre los líderes.

Pese a los llamamientos de la Comisión Europea para adoptarlo cuanto antes, Francia y Alemania han insistido en que la aprobación no se producirá antes de la cumbre prevista para el 24 y 25 de marzo.

Asimismo, estos dos países abogan por celebrar una cumbre extraordinaria de líderes de la zona euro para avanzar sobre el asunto a principios de marzo.

UN MERCADO INTERIOR DE LA ENERGÍA

Además, los jefes de Estado y Gobierno comunitarios también intentarán dar pasos concretos en la puesta en marcha de un auténtico mercado interior de la energía y discutirán sobre cómo promover la innovación.

En energía, se prevé que la cumbre apoye asignar parte del presupuesto comunitario a partir de 2014 a infraestructuras de gas y electricidad, como la conexión entre España y Francia. Esta idea, sugerida por la CE en noviembre, se enmarca dentro del esfuerzo comunitario por reducir la dependencia energética europea del exterior y evitar que existan 'islas energéticas' en Europa en 2015.

Según el borrador de conclusiones de la cumbre, las infraestructuras destinadas a este fin "merecen recibir apoyo", aunque debe ser "el propio mercado" el que asuma el grueso del coste de financiación y luego lo repercuta a sus clientes.

La cumbre concluirá con un debate sobre innovación, en el que se prevé aprobar unas recomendaciones generales entre las que figuran la mejora de las condiciones para las empresas innovadoras y el fomento del apoyo público.

UNA TRANSICIÓN RÁPIDA Y ORDENADA PARA EGIPTO

La discusión sobre las revueltas en varios países árabes dependerá de cómo evolucionen los acontecimientos hasta entonces, según indicaron fuentes comunitarias. Los líderes de los cinco países más importantes de la UE (Alemania, Francia, Reino Unido, España e Italia) pidieron hoy en una declaración conjunta "una transición rápida y ordenada hacia un gobierno de representación amplia" en Egipto.