La Comisión Europea propone la vuelta al control de fronteras tras las revueltas en el mundo árabe

internacional

| 04.05.2011 - 13:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles facilitar la introducción temporal de controles fronterizos en la UE en circunstancias excepcionales, como flujos masivos de inmigrantes irregulares. El Ejecutivo comunitario cede así a las pretensiones de Italia y especialmente de Francia, que habían reclamado poder restringir el libre movimiento de personas en caso de crisis migratorias.

Esta medida está incluida en el paquete de iniciativas sobre política migratoria presentado por Bruselas como respuesta a la llegada de inmigrantes procedentes de los países del norte de Africa tras la ola de revueltas ciudadanas en la región.

"Para salvaguardar la estabilidad de la zona Schengen, podría ser necesario prever la reintroducción temporal de controles fronterizos internos limitados en circunstancias muy excepcionales", ha afirmado la comisaria de Interior, Cecilia Malmstrm.

Este nuevo mecanismo de suspensión temporal de Schengen estaría basado en "criterios bien definidos" y permitiría "decidir a nivel europeo cuales serán los Estados miembros que volverán a introducir con carácter excepcional el control en la frontera interior y por cuanto tiempo", según ha explicado la Comisión.

Se activaría para "afrontar aquellas situaciones en las que, bien un Estado miembro no cumple su obligación de controlar su sección de la frontera exterior, bien una parte específica de la frontera exterior se ve sometida a fuertes presiones inesperadas debidas a acontecimientos externos".

Malmstrm ha sostenido que "Schengen es un logro fantástico de la UE y debemos defenderlo". Pero, a su juicio, el espacio sin fronteras tiene "puntos débiles" por la "falta de confianza" de los Estados miembros y "hay que intentar resolverlas".

En la actualidad, los Estados miembros ya pueden reintroducir unilateralmente los controles fronterizos interiores alegando motivos de seguridad u orden público. Así se ha hecho para numerosos acontecimientos deportivos y así lo hizo Francia el mes pasado para frenar la llegada de inmigrantes tunecinos a los que Italia había concedido un permiso temporal, lo que provocó un enfrentamiento entre París y Roma.

El Ejecutivo comunitario alega que "si la Unión es capaz de ofrecer una respuesta coordinada de carácter comunitario en estas situaciones críticas, ello aumentará sin lugar a dudas la confianza entre los Estados miembros y reducirá el recurso a iniciativas unilaterales en las que un Estado miembro introduce temporalmente controles". El nuevo mecanismo debe ser aprobado por los 27, que se resisten a ceder competencias a la UE en esta materia.

El Partido de los Socialistas Europeos ha acusado al Ejecutivo comunitario de ceder a las presiones del presidente francés, Nicolas Sakozy, y del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y de colaborar en el "desmantelamiento" del acuerdo Schengen.

La comisaria de Interior ha sostenido que su objetivo es "reforzar" las reglas existentes y "no socavarlas". "Necesitamos un liderazgo europeo capaz de resistir a soluciones populistas y simplistas", ha insistido. En este sentido, Malmstrm ha sostenido que la llegada de más de 20.000 inmigrantes tunecinos a Italia constituye un "reto" pero "no es una razón para hablar de un flujo migratorio enorme".

CONDICIONAR LA AYUDA A LOS PAISES ARABES

Además de facilitar la reintroducción de controles fronterizos, el Ejecutivo comunitario ha propuesto también ayudar a los países del norte de Africa a "reforzar sus capacidades para gestionar los flujos migratorios". La asistencia de la UE estará condicionada a un compromiso por parte de estos países a readmitir a los inmigrantes irregulares y a tomar "medidas efectivas" para luchar contra la inmigración ilegal.

La Comisión reclama también un refuerzo de la capacidad de acción y de las competencias de la Agencia Europea de Control de Fronteras (FRONTEX), tal y como pedían también París y Roma. Bruselas presentó propuestas en febrero de 2010 para que FRONTEX cuente con sus propios medios y para forzar a los Estados miembros a prestarle más barcos y aviones y pide a los Veintisiete que las adopten.

Este refuerzo debería servir como primer paso para "estudiar la viabilidad de algún tipo de sistema europeo de guardas de fronteras", ha dicho Malmstrm.

El Ejecutivo comunitario reclama a los Gobiernos que alcancen un acuerdo para reforzar el sistema de asilo europeo, bloqueado en el Consejo de Interior de la UE desde hace meses, antes de 2012. También quiere mejorar las políticas de inmigración legal y de integración.

Estas propuestas se debatirán por primera vez en la reunión extraordinaria de ministros del Interior de la UE convocada para el 12 de mayo y también en la cumbre de líderes europeos de junio.