La Comisión Europea insiste en rechazar una zona euro a dos velocidades

Barroso dice que la ruptura de la eurozona tendría un coste del 50% del PIB

Cameron pide a los líderes europeos actuar sin dilación para salvar el euro

La banca española reclama al BCE más implicación para evitar la ruptura del euro

internacional

| 10.11.2011 - 14:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Comisión Europea rechazó este jueves de nuevo la posibilidad de crear una zona euro a dos velocidades, encabezada por un grupo de países que cumplen los criterios de disciplina fiscal, e insistió en que los países de la moneda única avancen juntos. "Es importante no aceptar divisiones en nuestra unión, incluso si la zona euro puede y debe avanzar con una integración más profunda", recalcó hoy la portavoz de la CE, Pia Ahrenkilde, en una rueda de prensa.

Ahrenkilde señaló que el Ejecutivo comunitario es consciente del debate actual (alimentado por filtraciones e informaciones desde Alemania y Francia) sobre el futuro de Europa y sobre la velocidad en que pueden avanzar la UE y la zona euro, pero insistió en que la solución es una integración económica "más avanzada" de todos.

También aseguró que la CE no tiene constancia de las conversaciones que supuestamente mantienen Francia y Alemania. El rechazo de Bruselas llegó poco después de que el Gobierno alemán asegurara hoy que no negocia con París una escisión en la zona del euro, en la que -según diversas informaciones de prensa- quedaría un núcleo duro formado por Francia, Alemania y los países del Benelux.

El Ministerio de Finanzas alemán recordó, en un comunicado, que la última cumbre de la UE pidió la elaboración de un informe con un plan para el fortalecimiento de la zona del euro, incluyendo posibles modificaciones en los tratados. "Todos los rumores que vayan más allá de ello son falsos", añadió la nota alemana.

COSTE DEL 50% DEL PIB

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha alertado de que la ruptura de la eurozona o de la UE tendría un coste inicial del 50% del PIB y de que Alemania se contraería un 3% y perdería un millón de puestos de trabajo si se redujera el número de países que forman parte del euro.

Barroso ha respondido así a las informaciones que apuntan a que Alemania y Francia están diseñando a raíz de la crisis de deuda una Europa a dos velocidades, que podría suponer la salida del euro de algunos países como Grecia y excluiría a los Estados miembros que todavía no han entrado en la moneda única. "Es muy importante no aceptar divisiones en el interior de nuestra Unión, incluso si la zona euro puede y debe avanzar con una integración más profunda", ha dicho este jueves la portavoz de Barroso, Pia Ahrenkilde.

El presidente de la Comisión se refirió a los costes de la ruptura de la zona euro en un discurso pronunciado el miércoles por la noche en Berlín. Las cifras vienen de un estudio elaborado por la entidad alemana Allianz, según ha explicado la portavoz.

Barroso decidió citar estas cifras en defensa de la eurozona porque "ve, en la situación actual, surgir amenazas en el horizonte y considera que es su deber recordar los riesgos", ha asegurado Ahrenkilde.

"La UE y la eurozona van juntas. Una Unión divida no funcionaría y crear la idea de que tenemos dos Uniones significa la separación de los miembros de la eurozona respecto a los que todavía no han entrado en el euro", ha insistido la portavoz parafraseando el discurso de Barroso. El presidente de la Comisión rechaza "imponer condiciones adicionales para los países que quieren estar en el núcleo de la Unión" porque "no sería justo" y defiende una "Unión unificada" en la que la integración de la eurozona no se haga "en detrimento" de los países que todavía no están en el euro.

SARKOZY ABOGA POR UNA EUROPA A DOS VELOCIDADES

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ya defendió este martes la idea de una Europa a dos velocidades, federal para los 17 países que actualmente integran la zona euro y confederal al nivel de los 27 miembros de la Unión Europea. Durante un debate con estudiantes en Estrasburgo, donde se encuentra la sede del Parlamento Europeo, el presidente francés se ha declarado a favor del federalismo, condición, según él, para el buen funcionamiento de la moneda única. Sin embargo, ha estimado que esta noción contradice la idea de ampliación de la UE.

"Ahora somos 27. Hará falta, está claro, que nos abramos a corto plazo a los Balcanes. Seremos 32, 33 o 34. Nadie piensa que el federalismo, la integración total, es posible a 33, 34 o 35 países", ha explicado. Pero "no habrá moneda única sin un aumento de la integración económica y de la convergencia y es hacia lo que vamos", ha añadido. "Claramente, habrá dos velocidades europeas: una velocidad hacia una mayor integración en la zona euro y una velocidad más confederal en la Unión Europea", ha ilustrado Sarkozy.

CAMERON PIDE A LOS LÍDERES EUROPEOS ACTUAR SIN DILACIÓN PARA SALVAR EL EURO

Los líderes de los países de la zona euro y el Banco Central Europeo (BCE) deben actuar juntos sin dilación para salvar el euro, según el primer ministro británico, David Cameron. Según el jefe del Ejecutivo, "si los líderes de la zona euro quieren salvar su moneda, tanto ellos como las instituciones de la zona euro deben actuar ahora juntos puesto que cuanto más lo retrasen, el peligro será mayor".

Ante una audiencia de empresarios, el "premier" observó además que la economía mundial atraviesa "una época muy alarmante" y que la economía nacional se enfrenta a "nuevas dificultades" con los ciudadanos "desesperadamente preocupados por sus empleos".Las empresas "sienten la tensión" provocada por la crisis, según remarcó Cameron, quien abogó por intentar "vadear la tormenta de forma segura".

UNA EUROPA A DOS VELOCIDADES SUPONDRÍA "QUE NOS HEMOS CARGADO EL EURO"

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, advirtió hoy en el Fórum Europa de que una Unión Europea a dos velocidades, que separe ricos de pobres, como han propuesto algunos países, supondría que "nos hemos cargado el euro". Durante su intervención en el acto informativo, organizado por Nueva Economía Fórum, Martín explicó que modificar los tratados de la UE para crear una nueva realidad económica "no es nada fácil" y "no se cambia de la noche a la mañana".

"Una Europa a dos velocidades no es compatible con las reglas actuales y si dejamos que se nos rompa el euro constituiremos otra cosa", advirtió el presidente de la patronal bancaria.En este sentido, Martín incidió en que en este momento "no se puede pensar en el euro a dos velocidades", porque "si se rompe el euro puede pasar cualquier cosa" y esa ruptura "puede ser caótica".