La bandera de Cuba ondea en su embajada en Washington

Kerry viajará a Cuba el 14 de agosto para izar la bandera de EEUU en la Habana

internacional

| 20.07.2015 - 17:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La bandera de Cuba ondea ya en su Embajada en Washington tras el restablecimiento oficial hoy de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos tras casi 55 años de ruptura.

La ceremonia del izado de la bandera cubana, llevada a cabo en el edificio que desde 1977 acogía la Sección de Intereses de Cuba en Estados Unidos, estuvo encabezada por el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

En la histórica ceremonia, en la que también se interpretó el himno de Cuba, coreado por los presentes, la representación oficial de Estados Unidos estuvo a cargo de la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson.

Además de Rodríguez y Jacobson, presenciaron en fila el izado de la bandera frente a la sede diplomática cubana la directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal.

Ella y la secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos encabezaron las negociaciones emprendidas en diciembre pasado entre los dos países para normalizar las relaciones.

Tras la ceremonia, que incluye el desvelado de una placa en la verja de la embajada, el canciller Bruno Rodríguez se dirigirá al Departamento de Estado para reunirse con su titular, John Kerry, en la primera visita de un responsable de la diplomacia cubana en esa sede desde la ruptura de relaciones, en 1961.

Esta mañana tuvo lugar en el Departamento de Estado la colocación de la bandera cubana junto a las del resto de países con los que Estados Unidos tiene relaciones, en el salón de entrada de dicha institución.

Asimismo, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, exigió a EEUU el fin del embargo y la devolución del territorio en el que está la base naval estadounidense de Guantánamo en un discurso tras la reapertura de la Embajada cubana en Washington.

"Es grande el desafío porque nunca ha habido relaciones normales entre EEUU y Cuba pese a siglo y medio de intercambios entre sus pueblos", dijo Rodríguez, el primer canciller cubano que visita Washington desde 1959, que garantizó a los asistentes el "firme compromiso" de su Gobierno con el restablecimiento de relaciones.

"Hoy se abre la oportunidad de refundar unas relaciones bilaterales nuevas y distintas frente a todo lo anterior. Para ello, el Gobierno cubano compromete toda su voluntad y pide la devolución de Guantánamo, el fin del bloqueo y el respeto de la soberanía de Cuba", recalcó el responsable de la diplomacia cubana.

EL IZADO DE LA BANDERA DE EEUU SE REALIZARA EL 14 DE AGOSTO EN LA HABANA

Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, viajará a Cuba el próximo 14 de agosto para el izado de la bandera estadounidense en la Embajada de su país en La Habana, informó hoy la cadena de televisión CNN.

Estados Unidos y Cuba formalizan hoy la reanudación de sus relaciones diplomáticas después de más de medio siglo de ruptura, con la reapertura de sus respectivas embajadas en La Habana y Washington .

Además, Kerry recibe hoy en la sede del Departamento de Estado en Washington al canciller cubano, Bruno Rodríguez, para sellar esta fecha.

Previamente a la visita de Rodríguez a Kerry, la primera de un responsable de la diplomacia cubana a la sede del Departamento de Estado desde la ruptura de relaciones, en 1961, hoy tuvo lugar la colocación de la bandera cubana, junto a las del resto de países con los que EEUU tiene relaciones, en el salón de entrada de la institución.

El viaje de Kerry a Cuba será el primero de un secretario de Estado de EEUU a Cuba desde 1945, hace 70 años.

Con la reapertura de embajadas, los hasta ahora jefes de las respectivas secciones de intereses, el cubano José Ramón Cabañas y el estadounidense Jeffery DeLaurentis, pasan a ser encargados de negocios mientras ambos gobiernos nombran a sus respectivos embajadores.