La azafata del vuelo del Chapecoense: "El avión se apagó por completo antes de caer"

Ximena Suárez: "Tuvo un fuerte descenso, seguido de un gran impacto"

Erwin Tumiriri, técnico de aviación: "Sobreviví porque seguí los protocolos de seguridad"

El Papa envía el pésame y consuelo tras el accidente aéreo en Colombia

internacional

| 30.11.2016 - 10:46 h
REDACCIÓN

Ximena Suárez, la auxiliar de vuelo que ha sobrevivido al accidente del avión que trasladaba a los jugadores de fútbol del equipo Chapecoense, ha asegurado que la aeronave "se apagó por completo" y "tuvo un fuerte descenso" antes de sufrir "un gran impacto" contra tierra en la zona de Cerro Gordo de la Unión, en el departamento de Antioquia, en Colombia, según informa el diario El Colombiano.

"El avión se apagó por completo y tuvo un fuerte descenso, seguido de un gran impacto", relató Suárez a los equipos de rescate cuando le encontraron consciente, junto a las otras seis personas que sobrevivieron al siniestro, una de las cuales falleció durante el traslado a un centro hospitalario.

TUMIRIRI: "SOBREVIVÍ PORQUE SEGUÍ LOS PROTOCOLOS DE SEGURIDAD"

Por su parte, el técnico de aviación boliviano Erwin Tumiriri, aseguró a periodistas: "Sobreviví porque seguí los protocolos de seguridad. Ante la situación, muchos se levantaron de sus asientos y comenzaron a gritar. Puse las maletas entre mis piernas para formar la posición fetal que se recomienda en los accidentes".

Además de Suárez y Tumiriri también sobrevivieron al siniestro los futbolistas Alan Ruschel, Jackson Follman, y Helio Neto, y el periodista Rafael Valmorbida Henzel, quienes fueron ingresados en distintos hospitales cercanos a Medellín.

SE DESCONOCEN LAS CAUSAS

Por el momento, se desconocen las causas del accidente aéreo pero las autoridades colombianas han informado de que el avión comunicó a la torre de control antes de estrellarse que había sufrido un fallo eléctrico.

Según El Colombiano, antes de comunicar ese fallo, la aeronave pidió permiso para aterrizar por escasez de combustible y la torre le mandó descender de altitud y esperar a otro aterrizaje para poder iniciar la maniobra, por lo que voló en círculos para bajar de cota a la espera de dirigirse a la toma en el aeródromo.

Un experto en aviación consultado por este diario colombiano ha asegurado que el avión del vuelo del Chapecoense tenía una capacidad limitada para realizar ese trayecto, toda vez que el recorrido era de 2.960 kilómetros y, según sus estimaciones, el modelo Avro Regional Jet 85 solo tiene autonomía de vuelo de 2.965 kilómetros.

EL PAPA ENVÍA EL PÉSAME Y CONSUELO

El papa Francisco envió un mensaje de pésame y transmitió su afecto y consuelo a los familiares de las víctimas del accidente aéreo que causó 71 muertos y 6 heridos en el noroeste de Colombia.

En un telegrama enviado al obispo de Sonson-Rio Negro, Fidel León Cadavid, el pontífice se dice "hondamente apenado" por la noticia del grave accidente aéreo y eleva sus oraciones por el eterno descanso de los fallecidos.

Francisco pide al obispo que transmita a los familiares de las víctimas "expresiones de afecto, solidaridad y consuelo a los heridos y afectados por el trágico suceso".

Asimismo, pide "que el Señor derrame sobre todos los dones de la serenidad espiritual y la esperanza cristiana". El aparato, un Avro Regional RJ85, que llevaba 77 personas a bordo, "se declaró en emergencia" cuando se aproximaba al Aeropuerto Internacional José María Córdova de Medellín, en el noroeste de Colombia. Entre las víctimas se encontraban la mayoría de los miembros del club de fútbol brasileño Chapecoense.