La Asamblea General de la ONU aprueba el Tratado sobre Comercio de Armas

La resolución ha sido aprobada con 154 votos a favor, tres en contra y 23 abstenciones

Siria, Corea del Norte e Irán votaron en contra

internacional

| 02.04.2013 - 17:22 h
REDACCIÓN

La Asamblea General de la ONU aprobó hoy el Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA) en una histórica votación que pone fin a largo proceso negociador que comenzó hace más de una década. La resolución, presentada por Costa Rica después de que tres países bloquearan la semana pasada la posibilidad de que el tratado fuera adoptado por consenso, fue aprobada por 154 votos a favor, tres en contra y 23 abstenciones.

Los tres países que votaron en contra fueron Siria, Corea del Norte e Irán, los mismos que la semana pasada impidieron a última hora que el nuevo tratado fuera adoptado por consenso.

"No estamos en contra del tratado, pero no podemos apoyarlo tal como está porque no incluye los puntos que habíamos planteado para que fuera equilibrado", dijo el embajador sirio, Bashar Jaafari, al anunciar el voto en contra de su país.

Según el representante sirio, el texto no prohíbe la transferencia de armas a grupos armados no estatales e "ignora" la propuesta de algunos países de mencionar los derechos inalienables de los pueblos cuyo territorio está siendo ocupado por una potencia extranjera.

"La pregunta que debemos hacernos es por qué hemos tardado tanto tiempo", afirmó el embajador costarricense ante la ONU, Eduardo Ulibarri, antes de que el presidente de la Asamblea General, el serbio Vuk Jeremic, invitara a los países explicar su voto.

La resolución, en la que se abstuvieron Rusia y la India, solicita al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que abra el nuevo tratado a la firma de los Estados a partir del 3 de junio.

Asimismo, el texto exhorta a todos los Estados a que consideren la firma del tratado y que posteriormente, con arreglo a sus respectivos procedimientos constitucionales, lo ratifiquen "a la mayor brevedad posible".

El texto fue finalmente patrocinado por más de un centenar de naciones, incluido EE.UU., el mayor exportador de armas del mundo, y por los veintisiete países de la Unión Europea (UE), entre otros.

Los representantes de Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela finalmente decidieron abstenerse al considerar que el tratado "privilegia" a los países exportadores y es susceptible de ser "manipulado políticamente".

Esos cinco países consideraron que el tratado "no es equilibrado", no incluye una mención expresa a la prohibición de transferir armas a grupos armados no estatales e incluye algunas "deficiencias" que les impiden votar a favor de su aprobación.

También optaron por la abstención Rusia, India, China, Egipto, Indonesia o Sudán, entre otros, aunque en la mayoría de los casos dejaron la puerta abierta a sumarse en el futuro.

En el caso de Pakistán, uno de los países cuya posición era ambigua antes de la votación, anunció finalmente su decisión de apoyar el nuevo tratado, aunque antes defendió la importancia de respetar el "consenso" en la ONU.

La semana pasada, México lideró un intento, que fue respaldado por una mayoría abrumadora de países, de que el TCA se adoptara por mayoría en vez de por consenso, después de que Siria, Irán y Corea del Norte bloquearan el acuerdo.