La alcaldesa de Madrid defiende en Guatemala la convivencia frente al terrorismo

Ana Botella (Archivo)

internacional

| 19.01.2015 - 18:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se ha comprometido a fomentar la paz mundial frente a la amenaza terrorista global durante una visita oficial que lleva a cabo en Guatemala, donde ha sido nombrada Embajadora de la Paz del país centroamericano.

Durante un acto realizado en el Palacio Nacional de la Cultura, la alcaldesa de Madrid ha asegurado que la ciudadanía se enfrenta hoy "a un terrorismo global que golpea a los continentes".

"Desde la UCCI (Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas) seguiremos fomentando la convivencia pacífica frente a las amenazas terroristas", ha afirmado Botella en el acto, que ha estado encabezado por la vicepresidenta del país centroamericano, Roxana Baldetti.

La UCCI, que elige desde 2007 a una ciudad como capital iberoamericana de la cultura cada año, es una organización internacional de carácter municipal dedicada a fomentar y estimular la integración y la cooperación entre las grandes ciudades de América, Andorra, Portugal y España.

Botella ha sostenido que "la paz es el primer requisito para el desarrollo de una nación" y que no es posible construir una sociedad a través de la violencia, pero ha aclarado que "no se puede conseguir a cualquier precio" ni renunciando a los principios y valores, la fe en la libertad y la dignidad esencial de la persona y a las convicciones democráticas. "La paz no es solo voluntad, es política, cumplimiento de la ley y libertad", ha agregado.

La alcaldesa de Madrid ha calificado de "emocionante" el haber cambiado la rosa al Monumento de la Paz, instalado en el Patio de la Paz del antiguo Palacio de Gobierno, en donde la guerrilla y el gobierno firmaron el 29 de diciembre de 1996 los acuerdos con los que se pusieron fin a 36 años de conflicto armado interno.

En el monumento se realiza cada mes una ceremonia simbólica en la que se cambia una rosa natural en memoria de la firma de los acuerdos. Según Botella, el objetivo de la UCCI es mantener vivo el espíritu de los Acuerdos de Paz porque abrieron un período notable de progreso y estabilidad para Guatemala y para el conjunto de Centroamérica.

Al agradecer el nombramiento de "Embajadora de la Paz", Botella ha enfatizado que continuará fomentando la paz porque Guatemala y España no solo están unidas por la historia, sino por la tradición y la cultura.

"España y Guatemala están unidos por la historia, la tradición, el idioma y la cultura, así como por lazos económicos y comerciales que nos permiten caminar juntos en la construcción del espacio iberoamericano, un lugar de intercambio, de cooperación y entendimiento y, por supuesto, un lugar de paz y convivencia", ha sostenido.

Antes del acto, la regidora ha realizado un recorrido por el interior del Palacio Nacional de la Cultura acompañada del embajador español, Manuel Lejarreta, el ministro de Cultura guatemalteco, Dwight Pezzarossi y su viceministra, Clarisa Castellanos.

Botella ha mantenido luego una reunión privada con el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, y tiene programado realizar a continuación un recorrido por calles y avenidas del centro histórico de la capital.

Esta noche, la alcaldesa de Madrid entregará el diploma de la UCCI al primer edil de la Ciudad de Guatemala y expresidente de ese país, Álvaro Arzú. Botella visitará mañana una escuela taller de la Municipalidad de Guatemala y el módulo de atención integral a la víctima del Ministerio Público (MP), ambos proyectos de la cooperación española en el país.

También se entrevistará con la fiscal general guatemalteca, Thelma Aldana y cerrará la visita oficial a Guatemala con un acto en el que el mismo Arzú le entregará las Llaves de la Ciudad y una Declaratoria de Visitante Distinguida.