Kerry evita reconocer a Maduro e insiste en que "debe haber un recuento"

La Casa Blanca urge a todos los venezolanos a evitar la violencia

La UE lamenta muertes en Venezuela y pide un "diálogo pacífico" a las partes

Persiste tensión en Venezuela, en espera de que Capriles impugne resultados

El Supremo venezolano asegura ahora que el recuento manual de votos es "un imposible"

internacional

| 17.04.2013 - Actualizado: 21:41 h
REDACCIÓN

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, insistió hoy en que "debe haber un recuento" de votos en Venezuela y advirtió de que su país tendrá "preguntas serias" si se determina que hubo irregularidades en las elecciones del domingo.

El Gobierno estadounidense aún no ha decidido si reconocerá o no a Nicolás Maduro como presidente electo, indicó Kerry, quien se pronunció por primera vez sobre las elecciones venezolanas en una audiencia en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes.

"Debe haber un recuento", aseguró Kerry y advirtió además de que, si Estados Unidos comprueba que hubo "enormes irregularidades" en el proceso electoral, como denuncia la oposición, hará "preguntas serias al respecto".

NO HABRÁ UNA DELEGACIÓN EN LA TOMA DE POSESIÓN

El titular de Exteriores consideró "muy dudoso" que Estados Unidos envíe una delegación a la toma de posesión de Maduro, prevista para este viernes, dadas las "circunstancias debatibles" en las que se produce.

Kerry aseguró que "originalmente, Maduro dijo que apoyaba la idea del recuento", y más tarde el Consejo Nacional Electoral (CNE) decidió proclamarle ganador de los comicios.

"Otros países y la OEA (Organización de Estados Americanos) han pedido también un recuento, así que veremos qué ocurre", señaló.

En una declaración emitida por la Oficina de Prensa de la Casa Blanca, sobre las elecciones presidenciales del 14 de abril en Venezuela, el Gobierno estadounidense elogió la participación de los venezolanos "en una forma pacífica y ordenada".

"Exhortamos al Gobierno venezolano a que respete los derechos de los ciudadanos para reunirse pacíficamente y expresarse libremente", indica el comunicado.

Maduro se impuso por 272.865 votos de ventaja sobre el candidato opositor, Henrique Capriles, en las elecciones del domingo, con un respaldo del 50,78 %, 1,83 puntos porcentuales más que su rival, que logró un 48,95 %.

La congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen urgió a Kerry en la audiencia a no legitimar "las destructivas y corruptas políticas de alguien fiel al chavismo", en referencia a Maduro.

"Estados Unidos no debe reconocer (a Maduro) hasta que se complete un recuento y una auditoría completos y transparentes", señaló la legisladora de origen cubano.

LA UE LAMENTA LAS MUERTES EN VENZUELA Y PIDE "DIALOGO PACÍFICO" A LAS PARTES

Por su parte, la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, lamentó hoy las muertes registradas en las últimas horas en Venezuela y la creciente "polarización" en el país y llamó a todas las partes a emprender un "diálogo pacífico" y "rechazar la violencia" y expresó su preocupación por la "creciente polarización de la sociedad venezolana".

Al menos siete personas murieron y más de 60 resultaron heridas en los incidentes registrados en la noche del lunes, que el Gobierno venezolano atribuye a la oposición, mientras que Capriles rechaza estas acusaciones imputándoselas a la Administración del presidente electo, Nicolás Maduro.

Por otra parte, Ashton aseguró que toma "nota de las declaraciones de representantes tanto del Gobierno como de la oposición sobre la necesidad de una auditoría del voto, así como del posterior anuncio por parte del Consejo Nacional Electoral de la elección del señor Maduro".

"Es importante que el resultado de la votación pueda ser aceptado por todos y que los recursos sean considerados debidamente por las autoridades venezolanas competentes", insistió la diplomática británica, repitiendo el mensaje que su portavoz trasladó en días precedentes.

Por ahora, la UE ha evitado dar claramente su respaldo a la victoria de Maduro, de la que ha tomado nota, pero siempre insistiendo en la importancia de que el resultado electoral pueda ser aceptado por todas las partes.

EN VENEZUELA PERSISTE LA TENSIÓN

Venezuela continúa hoy en situación de tensión en una jornada en la que se espera que el líder opositor Henrique Capriles, impugne el resultado electoral que dio como ganador de los comicios al proclamado presidente electo Nicolás Maduro.

El recuento manual de votos "es un imposible" en Venezuela segun aseguró hoy la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Luisa Morales.

"En Venezuela el sistema electoral es absolutamente sistematizado de modo que el conteo manual no existe. Se ha engañado a aquellas personas que han pensado que esto realmente podía producirse", dijo en rueda de prensa la titular de la principal instancia judicial del país.

Tanto Maduro como Capriles recurren en las últimas horas a la red social Twitter para seguir atribuyéndose culpas y responsabilidades por la situación que vive el país.

"Llamo al Pueblo a Aislar los Fascistas y Violentos donde estén, y a la Justicia a Castigar los Crímenes cometidos y los destrozos. Paz, Paz", indicó Maduro, aludiendo a las protestas registradas tras su proclamación como presidente electo por el Consejo Nacional Electoral CNE), el lunes, sin haber completado el recuento de los votos.

Además de destrozos, en la jornada hubo 7 muertos y más de medio centenar de heridos, según la Fiscalía General.

MADURO ACUSA A CAPRILES

Maduro ha responsabilizado directamente a Capriles y a su equipo de campaña por los hechos de violencia, lo que reiteró en Twitter a primeras horas de hoy: "Ustedes Fascistas Odian y Odian llenaron de Violencia el País ahora dicen YoNoFui. Asuman su responsabilidad, derrotamos su Golpe", escribió.

"Porque en su locura de odio y desesperación son capaces de todo. Sólo pido sensatez y que cesé la intolerancia y la violencia Fascista. Paz", añadió el presidente electo, cuya toma de posesión oficial está prevista para el próximo viernes.

Capriles también responsabilizó a Maduro, a quien llama gobernante "ilegítimo", de un eventual ataque a su residencia oficial como gobernador del central estado de Miranda, una posibilidad que anoche estimó como cierta.

"El ilegítimo habla de amor, de no violencia y mandó a atacar mi residencia oficial como Gobernador de Miranda en los Teques, allá estaré", dijo y añadió: "Cualquier cosa que me pase en la Residencia Oficial en los Teques hago responsable a Nicolás Maduro".

De su lado, Maduro replicó que "soy Hombre de Paz y de Palabra. ordené al Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia) mantener la protección al excandidato de la derecha a pesar que botó (expulsó) a quienes lo protegían".

Capriles tiene previsto presentar hoy en el Consejo Nacional Electoral la impugnación del resultado del organismo rector del voto, en función de una serie de irregularidades que asegura se presentaron durante el desarrollo de la votación y que calcula podrían afectar "a más de un millón de votos".

Ese cálculo supera holgadamente la diferencia de 272.000 votos que contabiliza el Consejo Nacional Electoral en el tercer boletín de resultados que indica que Maduro ganó con 7.575.506 votos (50,78 %), 1,83 puntos por encima de Capriles, que logró 7.302.641 (48,95 %).

"Es mucho más de un millón de votos sobre los cuales se tiene dudas, estamos hablando de un universo que es mucho más que eso", dijo la noche del martes en rueda de prensa el líder opositor y gobernador de Miranda, quien ya anunció el lunes que no reconocerá la victoria de Maduro hasta que se haga un recuento del 100 % de los votos.