Kerry celebra logros contra el Estado Islámico pero advierte que "cada país debe hacer más"

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry

internacional

| 02.02.2016 - 19:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, celebró los logros de la coalición internacional contra los terroristas del Estado Islámico en Siria e Irak pero advirtió de que "cada país debe hacer más".

"Junto a los aliados en el terreno, estamos alejando al EI de los territorios que antes controlaban. Estamos aumentando la presión, dificultándoles el reclutamiento, el traslado de sus combatientes", dijo tras la reunión restringida de la coalición, celebrada en Roma.

Kerry dijo que ha pedido "a los países de la coalición que lleven a cabo nuevos esfuerzos. Cada país debe hacer más". El jefe de la diplomacia estadounidense defendió que los progresos de la coalición contra el EI son "innegables" y destacó las cerca de 10.000 campañas militares, "la interrupción de su mecanismo de financiación" o la destrucción de sus infraestructuras.

"Las presiones continuarán. Queremos menoscabar su capacidad de regenerarse, acabar con sus mentiras. Continuaremos haciendo esto. (el presidente de EEUU, Barack) Obama está convencido de que debemos continuar e incidir en lo que estamos haciendo", dijo.

Destacó sobre todo los avances en Irak y reiteró el compromiso de apoyar económicamente a ese país en el que "hacen falta inversiones" para permitir a los iraquíes volver a sus casas y retirar los explosivos y devolver a las poblaciones el agua y la electricidad.

Por otro lado aseguró que el caso de Siria "no mejora en absoluto" y subrayó que en ese país trece millones y medio de personas "necesitan urgente ayuda humanitaria", seis de ellos menores de edad.

Kerry calificó al presidente sirio, Bashar Al Asad, de "imán para el terrorismo" y le culpó de no permitir que la ayuda humanitaria llegue a las zonas más afectadas por el conflicto, muchas de ellas sitiadas. "Intencionadamente el Gobierno de Asad no permite que les llegue la ayuda humanitaria y esto va contra la ley de la guerra", afirmó Kerry, quien destacó la situación de Madaya, donde la población padece toda clase de carestías.

"La tragedia de Madaya es que no es el único sitio donde ocurre esto. El Gobierno sirio ha recibido 113 peticiones de Naciones Unidas para que permita llegar la comida. Solo 13 de las peticiones han sido aceptadas", lamentó.

Por esa razón dijo que "es tiempo de negociaciones" y animó a las partes del conflicto, que debaten actualmente en Ginebra, a que lleguen un alto el fuego. También reseñó la creciente presencia de milicias afines al EI en Libia pero descartó cualquier intervención militar en este país norteafricano.

Las palabras de Kerry se produjeron tras la celebración de la conferencia ministerial restringida de la coalición internacional, en la que participaron 23 de los 66 países que conforman este grupo aliado contra el terrorismo yihadista.

En la rueda de prensa posterior también participo el ministro de Exteriores italiano, Paolo Gentiloni, quien afirmó que"en estos meses el compromiso de esta coalición ha permitido invertir la tendencia" y afrontar mejor la amenaza del EI. Recomendó "evitar triunfalismos", defendió que durante 2015, la coalición ha arrebatado al EI el 40% del territorio que controlaba en Irak y el 20% del que contaba en la vecina Siria.