Juncker dice que la UE "no va a cambiarlo todo por un resultado electoral"

Jean-Claude Juncker

internacional

| 03.02.2015 - 13:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, dijo que Europa no puede cambiar sus políticas por el resultado electoral en Grecia y defendió el trabajo que realiza el Ejecutivo comunitario para impulsar el crecimiento y el empleo en la Unión Europea (UE).

"Evidentemente que tenemos que tener en cuenta la expresión democrática y de sufragio universal del pueblo griego (...) pero también hay que tomar en consideración las convicciones y las formas de hacer de los demás", declaró Juncker. "No vamos a cambiarlo todo en Europa por un resultado electoral que gusta a unos y no gusta nada a otros", añadió.

Juncker, que se expresó así durante su comparecencia en la semana interparlamentaria en la Eurocámara, se reunirá mañana con el nuevo primer ministro griego, Alexis Tsipras. A propósito de ese encuentro, Juncker señaló que transmitirá a Tsipras lo que ya ha señalado en las conversaciones telefónicas mantenidas entre ambos en los últimos días.

El presidente del Ejecutivo comunitario indicó a la prensa no querer "anticiparse" al resultado de la reunión con el nuevo primer ministro griego, si bien sí reconoció que "hay muchos temas que discutir" con el también líder del partido de izquierda radical Syriza.

Juncker se refirió también al plan de inversión estratégica y crecimiento de su Ejecutivo. "Que conste que mientras tanto, en la UE no se para y la CE sigue trabajando por la recuperación. Estamos en movimiento", dijo.

Durante su intervención en el diálogo interparlamentario, el ex primer ministro luxemburgués apuntó a que el próximo 12 de febrero presentará a los líderes de la UE un análisis de las causas de la crisis "que servirá para las políticas del futuro".

El luxemburgués se refirió a la circunstancia de que el próximo 8 de febrero se cumplirán sus 100 primeros días al frente de la CE y quiso evitar hacer balance por ser demasiado pronto. "Con apenas cuatro meses a uno no se le puede valorar. Yo quiero que se me valore por los resultados dentro de cinco años, cuando puedan verse los resultados", afirmó.