Japón y España potenciarán sus intercambios económicos

Los Reyes se han reunido con el primer ministro Shinzo Abe

El Rey afirma en un encuentro con empresarios en Japón que la economía española ha salido fortalecida de la crisis

Los premios Príncipe de Asturias nipones se reencuentran con el rey de España

internacional

| 06.04.2017 - 13:14 h

España y Japón prevén estrechar sus lazos económicos gracias al futuro acuerdo comercial entre Tokio y la UE, y a la oportunidad que supone el "Brexit", destacaron hoy representantes empresariales y gubernamentales en un foro en Tokio. Este es el principal mensaje que se transmitió en la XXVI reunión del Comité Bilateral Hispano-Japonés de Cooperación Empresarial, que tuvo lugar hoy en la capital nipona en el marco del viaje de Estado a Japón de los Reyes de España, y donde participaron figuras clave de los sectores público y privado de ambos países. El Rey Felipe ha afirmado en Japón que la economía española ha salido "fortalecida" después de la crisis y en la actualidad es el país de la UE que "más crece", el duodécimo receptor mundial de inversión directa extranjera y una nación cuyas empresas exportan más que nunca.

"Hoy podemos constatar que España es el país que más crece entre los grandes de la UE -incluso duplica dicho crecimiento-, y las previsiones de los organismos internacionales para 2017 confirman que continuará haciéndolo. España se ha convertido además en uno de los países de la zona euro con una mayor contribución a la creación de empleo, que tanto necesitamos, y es hoy un país más abierto al exterior que antes de la crisis", ha remarcado.

Y es que uno de los principales objetivos de este viaje es presentar España como destino atractivo para la inversión japonesa, que ya ha advertido de que, con Reino Unido fuera del mercado único europeo, las islas británicas perderán interés para Japón. En este contexto, España podría captar algunas de las inversiones --en el sector de la automoción habría oportunidades-- que se desplacen de Reino Unido a otros países europeos.

El comité, que se celebra cada año alternativamente entre Japón y España con el fin de promover los intercambios entre las empresas y autoridades de ambos países, sirvió para poner de relieve las buenas perspectivas económicas comunes tanto a nivel nacional como bilateral. "Estamos en el momento perfecto para mejorar nuestras relaciones económicas", dijo a Efe la secretaria de Estado de Comercio, María Luisa Poncela, una de las ponentes del acto donde también intervinieron el rey Felipe VI, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, entre otras personalidades.

La mayoría de los participantes destacaron el crecimiento económico que experimentan tanto España como Japón, así como las oportunidades que se presentan en el horizonte para avanzar en la integración y en la cooperación en materia comercial.

Esta evolución se refleja en el crecimiento del 20 por ciento del comercio entre ambos países durante el último lustro, hasta alcanzar las exportaciones españolas los 2.405,67 millones de euros en 2016, frente a unas importaciones niponas por valor de 3.639,33 millones de euros, según datos del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX).

Para mantener esta tendencia, el ministro de Economía de Japón, Noboteru Ishihara, y el presidente de la patronal nipona Keidanren, Sadayuki Sakakibara, apostaron por "cerrar lo antes posible" el acuerdo de libre comercio entre Japón y la UE, y pidieron el apoyo de España en este sentido.

En la misma línea, el presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, llamó a acelerar las negociaciones UE-Japón frente a "indeseables tentaciones proteccionistas".

El acuerdo comercial que Tokio y Bruselas aspiran a culminar a lo largo de este año abriría "interesantes oportunidades de negocio para las empresas españolas", destacó por su parte la secretaria de Estado de Comercio. En particular, subrayó el potencial de crecimiento del sector de las renovables, del tecnológico o del agrícola dentro del esperado pacto comercial, que también podría permitir la liberalización de las compras públicas en Japón, "lo que sería muy interesante para empresas españolas de infraestructuras y ferroviarias".

En el mismo contexto, España "quiere servir de plataforma" para empresas niponas que operen en el mercado único o que quieran expandir sus operaciones a Latinoamérica, mientras que Japón "pude ejercer el mismo rol" para compañías españolas con sus miras puestas en el centro o el sudeste asiático, destacó la secretaria de Estado.

Asimismo, la salida de Reino Unido del club europeo supone "una oportunidad para que España se presente como una magnífica puerta de entrada" a la UE, según Poncela.

España acoge más de 200 filiales de compañías japoneses en distintos sectores como los del automotriz -incluidos los vehículos eléctricos-, la energía o las telecomunicaciones, y cuenta con un volumen global de inversión nipona acumulada superior a 4.000 millones de euros.

En el acto de hoy participaron más de 500 empresarios españoles y japonesas, entre ellos responsables de compañías que operan en Japón como Iberia, ACS, Gestamp o Grupo Ortiz, mientras que del lado nipón destacaron Mitsubishi, Sumitomo, Mitsui, Nomura, Nissan, NEC, Panasonic o NTT.

El encuentro sirvió para confirmar la visita en julio a Madrid de una delegación de empresarios nipones, con el objetivo de seguir avanzando en la cooperación bilateral y de tratar posibles proyectos conjuntos.

LOS NIPONES GALARDONADOS CON EL PRINCIPE DE ASTURIAS SE REENCUENTRAN CON EL AHORA REY DE ESPAÑA

Los "héroes de Fukushima", creadores de videojuegos o científicos son algunos de los japoneses galardonados con los premios Príncipe de Asturias que volvieron a reunirse hoy con el rey de España durante su visita oficial al país asiático. El hotel Imperial de Tokio fue el escenario elegido para este reencuentro, en el que participaron el directivo de Nintendo Shigeru Miyamoto, el científico Sumio Iijima y los llamados "héroes de Fukushima", todos los galardonados japoneses a excepción de la astronauta Chiaki Mukai.

Felipe VI se mostró especialmente interesado hoy por el accidente nuclear de Fukushima, e insistió en que nunca deberían olvidarse el terremoto y el posterior tsunami de marzo de 2011 que barrió la costa noreste de Japón y dejó más de 18.000 víctimas.

El militar Kenji Kato, uno de los "héroes" y jefe del grupo de helicópteros encargado de verter agua sobre la central nuclear, explicó hoy entre risas que el rey "sigue igual de guapo" que cuando acudió a Oviedo para recoger el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia de 2011.

Shigeru Miyamoto, padre de "Súper Mario" -la saga de videojuegos más comercializada de la historia- y receptor en 2012 del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, habló de la cercanía que mostró el monarca español. "El rey me habló sobre Shinzo Abe (primer ministro nipón) disfrazado de 'Súper Mario' en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos, y para mí ha sido una gran alegría", explicó después del encuentro, que duró algo más de 20 minutos.

Además, todos los galardonados nipones recuerdan con cariño su viaje a Oviedo. "Me acuerdo con nostalgia de la ceremonia, (...) cuando me recibió la gente de Oviedo con música local y baile delante del hotel, y yo me puse a bailar con ellos", apunta el veterano creador de videojuegos de Nintendo. Además, relató a Efe el "honor" que supuso para él recibir este galardón y "haber hecho sonreír a los españoles".

El científico Sumio Iijima aún se mostró asombrado de que "todos los ciudadanos de Oviedo estuvieran volcados con la ceremonia". Iijima recibió en 2008 el premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, junto con los estadounidenses Shuji Nakamura, Robert Langer, George M. Whitesides y Tobin Marks, por sus logros en la investigación sobre nanotecnología y, en concreto, por el descubrimiento de los nanotubos de carbono. El científico nipón recordó que pudo compartir ceremonia con el tenista Rafa Nadal, y bromeó sobre "lo alto que era" el entonces príncipe Felipe.

También en el ámbito científico, la astronauta Chiaki Mukai fue la primera nipona que recibió un premio Príncipe de Asturias -actualmente Princesa de Asturias-, en 1999. "Fue un honor recibirlo. Me acuerdo muy bien de la solemne ceremonia y la alegría que me causó", explicó a Efe la ganadora de la categoría de Cooperación Internacional que, sin embargo, no pudo asistir al encuentro de hoy con Felipe VI. Mukai -quien es además cirujana cardiovascular- fue miembro de la tripulación del transbordador espacial "Discovery", y participó en las misiones de 1994 y 1998."Es un recuerdo inolvidable el poder ver al Príncipe en aquel entonces, tanto como el tiempo que pasé en el espacio junto con al español Pedro Duque", agregó.

Sin embargo, además de estos cuatro grupos de japoneses premiados, fue Sadako Ogata la primera nipona en recoger un Príncipe de Asturias, el de Cooperación Internacional en 1991, en representación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que dirigía por aquel entonces.