Italia declara el estado de emergencia humanitaria

internacional

| 13.02.2011 - 10:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gobierno italiano ha declarado el estado de emergencia humanitaria tras la llegada de 4.000 emigrantes tunecinos a la isla de Lampedusa en los últimos cuatro días, según informa la cadena británica BBC. Con esta declaración se pretende aumentar la cantidad de fondos y personal destinado para lidiar con la crisis.

La mayoría de los emigrantes han intentado llegar a las costas italianas en pequeños botes y han sido interceptados por los guardacostas.

El centro de acogida de Lampedusa, preparado para albergar a unas 800 personas, permanece, sin embargo, cerrado por orden del ministro del Interior, Roberto Maroni, a pesar de que el Consejo de Ministros ha aprobado la declaración del estado de emergencia humanitaria.

"La grave crisis social y política de los países del Magreb genera el riesgo de un auténtica emergencia humanitaria. Existe un riesgo real de emergencia humanitaria porque cientos de personas están llegando a las costas italianas, huyendo de esos países", ha afirmado Maroni.

"El problema es que el acuerdo bilateral que tenemos con Túnez y que permitió hasta el momento abordar con eficacia la lucha contra la inmigración ilegal no es aplicado por las autoridades tunecinas a causa de la crisis", ha dicho.

Asimismo, Maroni ha indicado que "es posible que terroristas y fanáticos de Al Qaeda, así como delincuentes comunes, estén aprovechando la confusión para entrar a Europa".

Maroni y el ministro de Exteriores, Franco Frattini, han solicitado "la implementación inmediata de la misión Frontex para patrullar e interceptar (las embarcaciones) en la costa tunecina". Frontex es la agencia de seguridad fronteriza de la Unión Europea (UE).

Los emigrantes pagan entre 1.000 y 1.500 euros por embarcarse en las costas de Túnez por un viaje peligroso que ya ha costado la vida de un joven tras hundirse la embarcación en la que viajaban ante las costas del país norteafricano. Otras diez personas han sido rescatadas por efectivos tunecinos, pero otra más se encuentra desaparecida.

Los traslados por mar y aire no logran aliviar la situación en la isla y cientos de personas han pasado la noche del viernes al sábado a la intemperie en las inmediaciones del puerto y el aeropuerto de Lampedusa sólo aliviados por el trabajo de los funcionarios del centro de acogida de la isla y de los voluntarios y vecinos de la zona.