Italia conmocionada por el atentado contra un instituto italiano

El perfil del autor del atentado de Brindisi es el de un varón adulto

Atentado en Italia

internacional

| 20.05.2012 - 10:22 h
REDACCIÓN
Más sobre: ItaliaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El atentado perpetrado ayer contra un instituto en Brindisi (Italia) que costó la vida a una joven e hirió a otras siete ha conmocionado a Italia, que no encuentra explicación a semejante atrocidad. El perfil del autor del atentado del sábado contra un instituto de Brindisi, que causó la muerte de una joven de 16 años y heridas de diversa consideración a otras seis, sería el de un varón adulto "enfadado con el mundo", dijo hoy en rueda de prensa el fiscal Marco Dinapoli.

Los investigadores están tratando de localizar al autor del atentado a través del análisis de las imágenes registradas por una cámara situada en un centro comercial próximo al instituto "Francesca Laura Morvillo Falcone".

Las imágenes "acreditan la hipótesis de que el artefacto explosivo fue activado por un mando a distancia", agregó Dinapoli, quien subrayó que puede tratarse "de un gesto aislado, con voluntad de organizar una masacre".

Tras considerar como "altamente improbable" la pista mafiosa, el fiscal de Brindisi declaró que ese gesto pudo haber sido realizado por "una persona en guerra contra el mundo o también enemigo de todos y que aprovecha la ocasión para hacer estallar su rabia".

Dinapoli relató que el individuo accionó el mando al paso de las jóvenes que habían bajado de un autobús procedente de la localidad de Mesagne, y que se había emplazado en un lugar desde el que podía observar el contenedor (donde camufló la bomba) y la escena sucesiva al atentado, sin peligro de resultar herido por la explosión.

Añadió que el responsable del atentado es un experto en electrónica porque el artefacto, sin ser particularmente complejo, "tampoco podría ser montado por un cualquiera".

Un exoficial de aeronáutica cuyos padres poseen un almacén de bombonas de butano, continúa siendo interrogado como principal sospechoso.

La investigación no descarta los motivos ideológicos como móvil del atentado, cometido por alguien "que querría obtener notoriedad", aseguró Dinapoli.

"Quien ha perpetrado el atentado, conocía el territorio y también los movimientos de las muchachas", aseveró el fiscal.

El atentado fue perpetrado a las 07.45 hora local (05.45 GMT) con un artefacto explosivo compuesto por tres bombonas de butano colocadas en un contenedor que estalló cerca del instituto femenino Francesca Morvillo Falcone al paso de un grupo de alumnas.

La deflagración segó la vida de Melissa Bassi, de 16 años, que murió en una ambulancia, y dejó en estado muy grave a su compañera Veronica Capodieci, de la misma edad, y a la que medios italianos dieron por muerta ante la situación crítica en la que se encontraba.

Capodieci fue operada de cirugía general, torácica, plástica y ortopédica con resultado de pronóstico reservado.

Ambas estudiantes acababan de descender del autobús escolar cuando les alcanzó de lleno la explosión del artefacto, explicaron fuentes de la investigación.

En cuanto a las otras seis estudiantes heridas, dos de ellas sufrieron quemaduras en el 40 por ciento del cuerpo y tendrán que ser sometidas a cirugía plástica, dijeron fuentes médicas.

Según los vecinos, la explosión fue muy potente y destruyó todos los cristales del colegio y de los edificios colindantes en un radio de 200 metros de distancia.

Miembros de la policía científica encontraron un detonador fijado a las 07.55 hora local (05.55 GMT), diez minutos después de que se produjera la explosión.

La investigación apunta a que las bombonas de gas pudieron ser activadas a distancia cuando el grupo de chicas que llegaron en autobús desde la localidad de Mesagne se dirigían al colegio.

El instituto lleva el nombre de Francesca Morvillo, que fue asesinada junto con su marido el juez antimafia Giovanni Falcone y tres guardaespaldas en un atentado el 23 de mayo de 1992.

Los investigadores, que no descartan ninguna posibilidad, incidieron en la relación de la cercanía del 20 aniversario de la muerte de Morvillo y Falcone con el atentado.

También se sabía que hoy entraba en la localidad la caravana antimafia que partió de Roma el 11 de abril y que pretende llegar a Sicilia el 11 de octubre.

La caravana alcanzó Brindisi y se detuvo frente al instituto femenino.

Otra de las opciones barajadas como posibles es que el autor del atentado sea la Sacra Corona Unita (SCR), la mafia de la región de Apulia, bien posicionada con bandas criminales de los Balcanes y que el pasado 9 de mayo sufrió la detención de 16 miembros en localidad de Mesagne, de la que eran originarias las chicas.

Por su parte, el primer ministro de Italia, Mario Monti, reaccionó con contundencia desde Camp David (EEUU) donde asiste a la cumbre de líderes de G8 al afirmar que "el Gobierno obrará con firmeza y determinación contra todo tipo de actos criminales".

Monti decretó que las banderas ondeen a media asta desde hoy y durante los próximos tres días en toda Italia.

También el Vaticano, a través de su portavoz oficial, Federico Lombardi, manifestó su rechazo a una acción "absolutamente horrible y vil, aún más execrable por haberse producido en las cercanías de una escuela contra jóvenes totalmente inocentes".

También en el terreno deportivo ha sido decretado un minuto de silencio en todos los eventos deportivos que se disputen en Italia durante el fin de semana.

Asimismo, el ministro de Cultura, Lorenzo Ornaghi, ha anunciado la suspensión hoy de la noche de los museos.